líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Bob Iger retoma su rol de CEO de Disney apenas dos años después de ceder el testigo a Bob Chapek

GenteBob Iger volverá a ser CEO de Disney

Bob Iger retoma por sorpresa su cargo de CEO al frente de Disney

Bob Iger retoma su rol de CEO de Disney apenas dos años después de ceder el testigo a Bob Chapek

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Tras abandonar su cargo de CEO en 2020, Bob Iger vuelve a colocarse a los mandos de Disney para ayudar a la compañía a afrontar la crisis que tiene frente a sí.

Con Bob Iger al frente el gigante del entretenimiento Disney amplió aún sus hercúleas hechuras mediante la adquisición de Pixar, Marvel y Star Wars. En 2020, y tras 15 años a los mandos de la empresa de Mickey Mouse, Iger abandonó su cargo de CEO, una posición que vuelve ahora a retomar para ayudar a Disney a navegar por las procelosas aguas de la crisis que afronta actualmente la multinacional estadounidense.

El regreso de Bob Iger, de 71 años, a la cúspide de Disney ha constituido toda una sorpresa, si bien su retorno a la empresa de entretenimiento será meramente temporal. Tal y como confirmó ayer Disney en un comunicado, Iger será CEO de Disney durante un periodo de dos años tras la dimisión de Bob Chapek, el que era hasta ahora consejero delegado de la compañía.

Bob Iger regresa cual hijo pródigo a Disney en un momento complicado para la compañía de Mickey Mouse en particular y toda la industria del entretenimiento en general. Al fin y al cabo, el grupo debe bregar en la actualidad con la menguada disposición del consumidor a invertir en entretenimiento en el contexto inflacionista actual. Además, los ingresos obtenidos por Disney mediante sus canales de televisión por cable en Estados Unidos van cuesta abajo y sin frenos.

Disney tiene además sobre la mesa otro importante problema, el referido al vídeo en streaming. Si bien servicios como Disney+ están creciendo de manera meteórica, no por ello consiguen dejar atrás los números rojos. Solo durante el último trimestre Disney+ escupió unas pérdidas operativas de 1.470 millones de dólares. En Disney+ se han invertido miles de millones de dólares en la producción de series y películas originales que el dinero emanado de las suscripciones no ha podido aún sufragar. Chapek prometió que esta división sería rentable en septiembre de 2024. Entretanto, la división de parques temáticos de Disney, que está pegando notablemente el estirón tras la pandemia, está compensado las pérdidas acumuladas por la compañía en otras áreas.

En el tercer trimestre del año Disney obtuvo unos beneficios operativos de 162 millones de dólares y se quedó por debajo de las expectativas de los analistas, que castigaron duramente a los títulos de la compañía en los parqués bursátiles.

La relación de Bob Iger y Bob Chapek había estado lastrada por los desacuerdos en los últimos tiempos

Tras la presentación de los últimos y decepcionantes resultados trimestrales de Disney, Chapek anunció medidas de austeridad como la congelación de las contrataciones y el recorte de puestos de trabajo. Sin embargo, tales medidas resultaron insuficientes a ojos de un buen número de inversores. Es el caso del multimillonario Dan Loeb, que urgió a Disney a desprenderse del canal ESPN.

Iger se precia de ser el arquitecto del actual grupo Disney. Durante su mandato el titán del entretenimiento compró el estudio de animación Pixar, las franquicias de Marvel y Star Wars y el estudio cinematográfico 21st Century Fox. E hizo además que Disney se subiera puntualmente al tren del vídeo en streaming.

Chapek, que antes de convertirse en el CEO de Disney era el responsable de la división de parques temáticos de la compañía, tomó el testigo de Iger en 2020. Iger se decantó por Chapek como su sucesor en detrimento de Kevin Mayer, el jefe de la división de vídeo en streaming de la compañía, que tenía también esperanzas en echar el lazo al cargo de CEO. Posteriormente Mayer abandonaría Disney para convertirse temporalmente en responsable de vídeo de TikTok.

En los últimos meses Iger y Chapek habrían protagonizado varios rifirrafes. Las desavenencias habrían comenzado, según la CNBC, con una entrevista concedida a Iger en la que este se comprometió a apoyar a Chapek para afrontar los efectos perniciosos de la pandemia. Y al parecer a Chapek le habría molestado el tono paternalista de Iger en esa entrevista.

Tras dejar su cargo de CEO, Iger permaneció en Disney en calidad de presidente del consejo de administración de la compañía, una posición que abandonó hace apenas once meses y en virtud del cual tenía control directo sobre Chapek.

Iger y Chapek se habrían enfrentado asimismo por la reestructuración emprendida en el seno de la compañía por parte del segundo. Como parte de la reestructuración implementada por Chapek, la responsabilidad sobre los presupuestos dentro de la compañía pasó a ser centralizada. Disney ganaba así celeridad a la hora de tomar decisiones, pero los responsables de las divisiones de la compañía perdían también libertad para gastar y a muchos de ellos les sentó a cuerno quemado el cambio.

Durante el mandato de Chapek Disney mantuvo además una agria dispuesta con la actriz Scarlett Johannson, que denunció a Disney por tomar la determinación de distribuir simultáneamente la película Viuda negra en las salas de cine y en Disney+. La empresa de Mickey Mouse y la intérprete estadounidense alcanzaron finalmente un acuerdo al margen de los tribunales, pero la disputa laceró inevitablemente la reputación de Disney.

Temas

Disney

 

Nace United Festivals, el primer circuito de publicidad exterior en festivalesAnteriorSigueinteEl festival El Sol vuelve a sus orígenes: su 37ª edición tendrá lugar en Málaga los días 8 y 9 de junio de 2023

Contenido patrocinado