Gente

BOORMAN: EL HOMBRE QUE VIVE SIN MARCAS

Hace casi dos años armó un espectacular revuelo en Londres: quemó en una hoguera toda su ropa de marca (valorada en 20.000 euros) y destrozó con un mazo todos sus aparatos tecnológicos. Era su primer paso para convertirse en un hombre que, actualmente, vive sin consumir marcas. La experiencia, extraña cuanto menos, le ha servido para alumbrar un libro titulado No marcas con el que Neil Boorman espera dar a conocer su particular forma de vida.

Según indicó en una entrevista concedida al diario Metro, Boorman, en un pasado, era un pijo en toda regla, que “cuando no estaba pensando en sexo estaba pensando en marcas”. Pero un día entendió que vivía sometido a la tiranía de la marca. Antes de la citada pira, ya inauguró un magazine quemando una foto de la spice pija, Victoria Beckham. “Esa mujer tiene montañas de dinero, está comprando constantemente y no es feliz”.

Y él vive sin marcas. Dice que no le cuesta demasiado encontrar ropa “sin autor conocido” y que, en todo caso, se la hace. Deshacerse de su televisor de pantalla plana le ha servido, explica, para tener un hijo. Lo que echa más de menos es la pasta de dientes (que tiene que fabricarse él mismo) y el papel higiénico, ya que lo consigue a través de proveedores industriales “y parece que lleva una capa de cera”.

Asegura que las marcas hoy en día se han convertido en un signo de felicidad y lujo y “quemar algo de lujo es como quemar una Biblia”. Según su teoría, el concepto actual de marca nació después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los fabricantes se dieron cuenta de que fabricaban más de lo que podían vender. Con si actitud no espera que la gente le siga y queme sus cosas, sino que se plantee si es realmente necesario. Con su hijo sí piensa seguir su actitud, “supongo que me odiará, pero como yo odié a mis padres”.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir