Gente

CARTA DE LUIS BASSAT POR LA MUERTE DE DAVID OGILVY

A continuación, y como primer medio online español especializado en marketing, publicidad y comunicación, les reproducimos en exclusiva primicia la carta completa que el presidente del Grupo Bassat Ogilvy, D. Luis Bassat, nos hizo llegar la mañana del lunes 26.07:

Hace años, David Ogilvy dijo que cuando muriera quería ser recordado simplemente como un redactor que tuvo algunas grandes ideas. Pero fue muchísimo más que eso, fue considerado uno de los más brillantes creativos de toda la historia de la publicidad, y hasta hubo quien lo calificó como “el Papa de la publicidad moderna”.

David Ogilvy fue enormemente exigente consigo mismo y también con todos los demás. Fue un perfeccionista de su profesión. Abrió su agencia de publicidad en Madison Avenue en el año 1948, únicamente con una secretaria además de mucha ilusión, perseverancia y ganas de destacar, y consiguió convertir Ogilvy & Mather en una de las primeras y más respetadas agencias de publicidad del mundo.

A lo largo de los años, David Ogilvy vendió millones de productos y ayudó a construir cientos de marcas. Escribió el primer artículo y dio su primera conferencia acerca de la imagen de marca en el año 1955, abriendo las puertas a una manera completamente nueva de entender la publicidad.

También fue el primer profesional de la publicidad que contrató un redactor negro en Madison Avenue, y el primer presidente de agencia que contrató como director creativo a una mujer. Estos dos hechos definen la auténtica personalidad humana de este inigualable publicitario.

David Ogilvy llevaba su profesión en la sangre. Vivía con ella y soñaba con que un día la publicidad ayudaría a mejorar la vida de las personas.

Recuerdo que, justo antes de publicar su último libro “Ogilvy & La Publicidad”, nos reunió a un reducido grupo de creativos en París durante una semana para transmitirnos todo aquello que para él era fundamental. No quería que al retirarse se perdiera o se olvidara todo lo que él había aprendido y enseñado durante su vida. Puedo decir que esos días fueron inolvidables para quienes los compartimos con él. Yo estuve durante toda esa semana sentado a su izquierda y respiré el humo de su pipa y también de su sabiduría.

No olvidaré nunca a David Ogilvy, como no le olvidaremos ninguno de los profesionales que hemos tenido la suerte de aprender de él.

Luis Bassat
Presidente Grupo Bassat Ogi1vy

(ver también nuestro artículo “Murió David Ogilvy, en esta misma Web)

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir