líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

De Hannah Montana a Miley Cyrus: la devaluación de un personaje

hannaPersonality Media, empresa de consultoría de marketing especializada en el análisis de personajes públicos desde hace más de nueve años, muestra la transformación de Miley Cyrus, entre más de los 2000 personajes que controla y, en concreto, en el comparativo de 336 Músicos, desde abril de 2009, cuando dejó de ser Hannah Montana, hasta la actualidad, cuando se ha producido un deterioro general de su imagen con la nueva Miley Cyrus.

Según los datos del informe, en abril del 2009 ya le conocían el 69% de los consumidores, siendo más conocida entre los jóvenes de de 14-24 años, gracias a toda su etapa como Hannah Montana. A día de hoy, a Miley Cyrus le conoce el 73% de los españoles, por lo que su conocimiento se ha incrementado, elevándose este dato al 81% de conocimiento entre las madres españolas.

Sin embargo, mientras su conocimiento ha aumentado, su imagen general se ha deteriorado hasta convertirse en uno de los personajes con valores más negativos, de entre los analizados por Personality Media.

En términos generales, su valoración general ha ido descendiendo con el paso del tiempo y en una evolución en caída. En mayo de 2009 los españoles le daban de media un 5.4 en valoración general. Curiosamente, a mayor edad del consumidor, recibía una mejor valoración general. Situación que ha dado la vuelta y el pasado noviembre, fecha en la que Personality Media realizaba su 16ª ola de investigación, apenas llegaba a un 3.9 sobre 10 de media, pasando ahora los adultos a valorarla peor.

En abril del año 2.009, según datos de Personality Media, tan sólo un 18% de los consumidores le daban notas de 1-2 (valoraciones entre 1-10) en la variable “modelo a seguir”; a día de hoy este porcentaje ha subido hasta un muy considerable 58%; porcentaje que sigue ascendiendo si hablamos de consumidores que “suspenden” a Miley Cyrus (entre 1-4): el 75%. Esto le lleva a una nota del 2,85 de media.

Este 2,85 de media que le otorga el consumidor español le sitúa como la cantante peor posicionada como “modelo a seguir” de los 336 músicos que a día de hoy tiene analizados la consultora.

Se ha convertido además en una de las personalities menos elegantes; en concreto, el 3.26 que recibe en elegancia, le convierten en una de las 3 mujeres menos elegantes de las 828 mujeres analizadas (actrices, cantantes, presentadoras, deportistas) por Personality Media.

Es su modernidad el único valor que destaca en su imagen siendo, con un 7.82 de media, la 5ª personality más moderna de los más de 2.000 analizadas

Para Santiago Mollinedo de Personality Media, “Miley Cyrus no es el ejemplo que podía ser Hanna Montana. En este cambio de “personaje”, Miley Cyrus ha necesitado, por la edad y por su nuevo mercado musical, diferenciarse en busca del éxito y lo ha hecho por la vía del escándalo. El escándalo vende atención de los medios, una mayor expansión de su música y afluencia a sus conciertos en busca del “espectáculo” por parte de los consumidores, pero su percepción real de lo que está viendo no lo considera realmente como un referente aspiracional, el público sabe diferenciar”.

Nota de prensa.

 

8 divertidas ilustraciones que nos muestran por qué los periódicos impresos no deberían desaparecerAnteriorSigueinte5 razones por las que toda empresa debería innovar

Noticias recomendadas