Gente

El iPhone: la mejor idea de Steve Jobs

El iPhone: la mejor idea de Steve Jobs¿Cuál es el legado más importante de Steve Jobs? No es el Mac ni tampoco el diseño de los productos de Apple. Jobs ha logrado que la red de redes eche anclas en todos los rincones del planeta. En el momento de su muerte, su visión de internet móvil no había hecho sino empezar a cambiar el mundo.

Resulta sorprendente. Cuando se pregunta a algún directivo de Google por quién es el verdadero responsable del floreciente mercado de internet móvil, ninguno puede evitar una sonrisa y reconocer que el artífice no es otro que el gurú de la competencia: Steve Jobs.

Android, el sistema operativo para móviles de Google, es competidor directo del iOS de Apple. Ambas empresas tienen varios frentes abiertos y no se dedican demasiados elogios la una a la otra. Google está además verdaderamente orgulloso de proclamar a los cuatro vientos que hay más móviles con sistema Android que iPhones. Sin embargo, Google tiene mucho que agradecer a Steve Jobs. Es él el que ha dado forma a internet móvil tal y como hoy la conocemos.

Desde que Apple lanzara el primer iPhone en 2007, Jobs ha logrado convencer al mundo de que es útil e indispensable poder acceder a internet en todo momento y en todo lugar, escribe Christian Stöcker en Spiegel.

Antes del lanzamiento al estrellato del iPhone, los smartphones tenían la forma de la Blackberry de RIM y eran básicamente un instrumento de trabajo. No eran demasiado bonitos, pero venían equipados con un teclado muy útil, ideal para escribir y leer emails. La Blackberry fue durante la primera década del tercer milenio lo que fue el PC durante los años 90: una herramienta de trabajo indispensable, pero con muy poco “sex appeal”.

El “sex appeal” que no tenían los primeros smartphones, con pantallas demasiado pequeñas y muy poca resolución, fue el que Steve Jobs supo imprimir al iPhone, un teléfono con pantalla táctil y sin teclado que por primera vez transportaba al usuario de una manera rápida y sencilla al universo de internet móvil.

No es casualidad que prácticamente todos los smartphones que hay hoy en el mercado, desde los de HTC a los de Samsung, sigan el modelo del iPhone: pantalla táctil y nada más.

El revolucionario modelo propuesto por Steve Jobs en el iPhone tuvo consecuencias tanto para los clientes como para las operadoras de telefonía móvil. Antes de la llegada del iPhone, las tarifas de datos de internet móvil estaban dirigidas fundamentalmente a hombres de negocio. Ahora se han generalizado y a nadie parece importarle rascarse el bolsillo en este tipo de tarifas.

Si se echa la vista atrás, hay sólo tres innovaciones digitales que puedan compararse con el teléfono de pantalla táctil de Apple: el ratón, la interfaz gráfica y el navegador. Estos tres últimos inventos hicieron posible la red de redes tal y como hoy la conocemos. La pantalla táctil del iPhone soltó las cadenas a las que estaba amarrada internet móvil hasta entonces. Ya no hace falta estar “encadenado” a una mesa para acceder a la red. Se puede acceder a ella desde el metro, desde el tren, desde el autobús, desde cualquier sitio imaginable. Y todo gracias a Steve Jobs.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir