Gente

El lado más oscuro de Steve Jobs se sube a las tablas de un teatro neoyorkino

El lado más oscuro de Steve Jobs se sube a las tablas de un teatro neoyorkinoCuando se oye hablar de una obra de teatro sobre el recientemente fallecido Steve Jobs, el público espera lógicamente un espectáculo de loa y alabanza al que fuera consejero delegado de Apple. Nada que ver con el contenido real de “The Agony and Ecstasy of Steve Jobs” (La agonía y éxtasis de Steve Jobs), una obra del dramaturgo estadounidense Mike Daisey que deja muy mal parado al gurú de la empresa de la manzana. En su obra, Daisey pone el foco en los trabajadores de 13 años, en los turnos de 16 horas y en los suicidios en las fábricas del iPhone de Apple.

En la pequeña sala del Teatro Público de Nueva York donde se representa esta obra, las risas de los espectadores enmudecen y el público se remueve inquieto en los asientos, informa Spiegel.

Mike Daisey, autor y también único intérprete de “The Agony and Ecstasy of Steve Jobs”, está solo en el escenario. Una mesa, una silla, un vaso de agua y un par de notas son su único atrezzo para relatar, no la vida de Steve Jobs, como sugiere el título de la obra, sino para denunciar las crueles condiciones de trabajo de las fábricas de los productos de Apple. Daisey habla de ancianos que tienen las manos deformadas después de años trabajando a destajo en la producción de los “maravillosos” gadgets de la empresa de la manzana, y de mujeres que padecen enfermedades nerviosas crónicas tras haber inhalando durante años productos de limpieza para pulir la pantalla del iPod.

La audiencia asiste al espectáculo de Daisey en estado de shock. La mayor parte de los espectadores han leído “Steve Jobs” en el programa y han acudido al teatro con la esperanza de ver un tributo al cofundador de Apple. No contaban con encontrarse con el lado más oscuro de Steve Jobs sobre las tablas.

Para documentar su obra, pergeñada mucho antes de la muerte de Steve Jobs, Daisey viajó el año pasado a la ciudad china de Shenzhen, sede de Foxconn, donde se fabrican la mayoría de iPhones, iPads y MacBooks de Apple. La historia de este viaje es la columna vertebral del monólogo que Daisey pronuncia sobre el escenario. Su monólogo ejerce además una particular fuerza sobre la audiencia, porque autor, como la mayor parte del público, no puede ocultar su fascinación por Steve Jobs, pero aun así no puede tampoco “tapar” la cruel realidad que se vive en las fábricas de los productos de Apple en Shenzhen.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir