Gente

El marketing de Obama se desinfla tras un año de gestión

Un año después de haber asumido la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama no ha podido capitalizar su imagen en triunfos electorales para su partido, con tres derrotas para los demócratas en las últimas elecciones, que hacen peligrar proyectos como la reforma sanitaria.

Según informa la revista Ad Age, esto es una gran sorpresa, pero constituye un problema común de los anunciantes que consiste en no saber adaptarse a los cambios, que en el caso de la política estadounidense consisten en la poca paciencia del público para los discursos.

Según Hank Sheinkopf, presidente de la consultora del mismo nombre, Obama no ha sabido entender que el mundo cambió tras su elección debido a la crisis por lo que ahora se mira más al bolsillo que a la política.

Para Sheinkopf, las audiencias están aburridas de la retórica y quiere saber cuales son los cambios que están ocurriendo y cuanto ha cambiado la situación desde la campaña presidencial.

Sin embargo, Vinny Minchillo, director creativo de Scott Howell&Company dijo a Ad Age que Obama permanece intacto como marca, ya que los votantes todavía separan lo que es el concepto de su persona y lo que constituye su administración.

Sin embargo, el otro problema que podría enfrentar Obama sería desgaste que implique que su imagen se vea afectada por una proyección de falta de gobernabilidad, un problema que ha afectado tradicionalmente a los demócratas.

Al final, a un año de su elección y a 2 años de que comience nuevamente la campaña presidencial por la reelección, Obama tiene que enfrentar un cambio que implica reciclar su imagen y su modo de comunicarse.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir