líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Elon Musk vende millones de acciones de Tesla tras hacer una encuesta en Twitter

Elon Musk hace caso a sus "followers" en Twitter y vende 5.000 millones en acciones de Tesla

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk ha vendido más de 5.000 millones en acciones de Tesla tras llevar a cabo una encuesta en Twitter en la que preguntaba a sus seguidores sobre la conveniencia de desprenderse del 10% de los títulos de la compañía.

Elon Musk, CEO y fundador de Tesla, es extraordinariamente activo en Twitter, donde se descuelga a menudo con auténticas extravagancias (y se va también de la lengua). La última ocurrencia del empresario sudafricano en la red social del pajarito ha sido realizar una encuesta entre sus seguidores para decidir si debía desprenderse o no del 10% de sus títulos en el fabricante de coches eléctricos.

En la encuesta de marras ganó el sí al no y Musk parece haber tomado en consideración el parecer de sus «followers», pues ha vendido 5.000 millones de dólares en acciones de Tesla.

De acuerdo con una serie de documentos presentados este miércoles ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Estados Unidos, el sudafricano se ha deshecho esta semana de 4,5 millones de acciones de Tesla.

Los documentos no evidencian en todo caso que la venta haya obedecido de verdad a la encuesta, que se inició el pasado sábado y en la que el 57,8% de los 3,5 millones de participantes aconsejaron a Musk despojarse del 10% de sus títulos en Tesla.

Este lunes Musk puso a la venta un paquete de acciones con un valor de 1.100 millones de dólares con el último objetivo de cumplir con el fisco después de llevar a cabo una opción de compra accionaria. Esta operación se emprendió, de todos modos, bajo un plan de canje definido en septiembre, varias semanas antes de que se llevara a cabo la encuesta en Twitter.

Es una incógnita, por parte, si el resto de la venta (emprendida este martes y este miércoles) se programó también antes de la encuesta en Twitter. El martes y el miércoles Musk vendió alrededor de 3,6 millones de acciones valoradas en 4.000 millones de dólares.

En la encuesta que Musk planteó el pasado sábado en Twitter el CEO de Tesla puso esta pregunta sobre la mesa: «Se ha hablado mucho de que las ganancias no realizadas son una forma de evasión de impuestos, así que propongo vender 10% de mis acciones de Tesla. ¿Lo apoyáis?». «Acataré el resultado de esta encuesta, cualquiera que sea», tuiteó poco después el sudafricano.

No está claro que la venta de acciones por parte de Elon Musk haya obedecido de verdad a la encuesta llevada a cabo en Twitter

Si Musk está de verdad dispuesto a seguir a pies juntillas el consejo de sus «followers», debería desprenderse de varios millones más en acciones, pues está aún lejos del 10% prometido.

Antes de las transacciones ejecutadas a lo largo de esta semana Musk era dueño de más de 170 millones de acciones de Tesla, el equivalente al 17% de la compañía.

La fortuna de Musk, que se ufana de ser el hombre más rico del mundo con un patrimonio de 300.000 millones de dólares, engordó aún más gracias al fuerte repunte en el precio de las acciones de Tesla, que a principios de 2020 valían apenas 130 dólares y alcanzaron el pasado viernes un valor de 1.222,09 dólares.

El valor de los títulos se desplomó, no obstante, un 7,2% este lunes tras la encuesta llevada a cabo en Twitter, pero ayer remontó un 4%.

La extravagante encuesta de Musk en Twitter la propició una propuesta de legisladores demócratas en Estados Unidos, dispuestos a gravar fuertemente los grandes capitales a través de sus acciones, cuyos impuestos asociados suelen salir a flote solo cuando se venden.

Que Musk se atreviera a abrir el melón de la fuerte de desigualdad desde el punto de vista de los ingresos al otro del charco mediante una encuesta en Twitter se topó en todo caso con aceradísimas críticas.

«Que el hombre más rico del mundo pague o no sus impuestos no debe depender de una encuesta en Twitter», aseveró en en la red de microblogging el senador demócrata Ron Wyden. «Ya es hora de tener un impuesto sobre la renta de los multimillonarios», añadió Wyden, al que Musk replicó con un insulto personal.

 

La compañía tecnológica TAPTAP Digital se convierte en la cuarta inversión de bd-capitalAnteriorSigueinte"Las agencias capaces de evolucionar con el consumidor seremos las más exitosas", A. de las Pozas (Serviceplan España)

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
Contenido patrocinado