líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Félix Muñoz dejará Coca-Cola en los próximos días: "ahora vuelvo a reordenar mis prioridades"

Redacción

Escrito por Redacción Actualizado el

Gran sorpresa con la que nos levantábamos esta mañana en el sector del marketing y la publicidad española. Félix Muñoz dejará Coca-Cola en los próximos días tras dos años de su regreso a su casa de siempre, desde Telefónica, a la que volvió en cuatro ocasiones, según recoge El Programa de la Publicidad. El Directivo de Comunicación Integrada de Coca-Cola se ha despedido de sus allegados ya como “ex Director de Comunicación Integrada…”. En la compañía no se ha hecho público el nombre de quién le sustituirá, aunque Fernando Amenedo, Director General, parece que asumirá parte de estas funciones, a la espera del sustituto de Muñoz. Felix Muñoz ha sido Presidente de la Asociación Española de Anunciantes y miembro de su ejecutiva y ha sido Dircom de Coca-Cola en varias ocasiones, de Cepsa y Director de Marketing de Telefónica.

El propio Félix señala en su Twitter, «Después de 30 años, 7 empresas, 21 jefes, 800 campañas,… sigo aprendiendo sobre Comunicación». Les dejamos a continuación la carta que Félix Muñoz nos ha enviado a los medios de comunicación del sector y que puede leerse también en su blog personal:

Querido amig@.
Quería comunicarte que en breve dejo Coca-Cola.
Hace un poco más de 2 años me llamaron para un reto apasionante: Transformar la forma de trabajar de la Comunicación esta Compañía.
Suponía dejar Telefónica e incorporarme al sistema Coca-Cola por cuarta vez, para empezar a transformarlo casi todo desde dentro: la visión de la comunicación, la forma de entender la publicidad, romper barreras internas para integrar todo bajo una misma orquestación de la Comunicación, transformar a las personas del equipo y sus responsabilidades, crear nuevos procesos que asegurasen la más eficaz y eficiente manera de trabajar, cambiar la manera de trabajar con las agencias, nuestra relación con los medios,…

Empezamos predicando una nueva manera de trabajar y pasamos de hacer campañas con principio y final, a generar conversaciones que empiezan pero no sabemos cuando acaban.
Pasamos de pensar que hacíamos simples anuncios de publicidad a que poníamos en marcha proyectos de comunicación destinados a resolver problemas de negocio que movieran las ventas.
No recibíamos briefing de los Brand managers, sino que escuchábamos cuales eran sus problemas de negocio para ayudar a resolverlos.
No pedíamos a las agencias que nos dieran campañas; les pedíamos ideas para resolver esos problemas.
No lanzábamos acciones 360 sino que a través de la Comunicación, proponíamos a la gente (no sólo a los consumidores) temas relevantes –para ellos, no para nosotros- de conversación.
No buscábamos hacer anuncios, sino cambiar percepciones sobre nuestros productos.
No había comunicación separada (Corporativa, de Marca y de producto), aunque sí podíamos tratar asuntos Corporativos y de la Marca en momentos diferentes de la misma conversación.
Contamos como siempre con la mejor ayuda posible, las mejores agencias que tenemos a nuestro lado. Era difícil ir hacia donde les pedíamos, pero se han transformado con nosotros y han estado a la altura de las circunstancias.

Estoy muy orgulloso de que en apenas dos años lo hayamos conseguido y que sea ahora el modelo de referencia de cómo otros países de Coca-Cola tienen que trabajar en el futuro en todo el mundo.
Fuimos incluso más lejos e incorporé la visión de cómo desde Coca-Cola teníamos que apostar por la utilización de las nuevas tecnologías y las capacidades que hoy nos ofrece la comunicación y hemos puesto en marcha el proyecto más ambicioso de la comunicación que dará todavía más potencia al marketing y al negocio de la Compañía.

En estos dos años hemos conseguido iniciar muchos proyectos que están funcionando y que son la prueba de que esta Comunicación 3.0 no sólo es posible sino que da muy buenos resultados.
Lo iniciamos con casos pequeños pero difíciles: EL Cambiazo de CC Zero, el rumor de la desaparición de CC Light, la creación de las becas Robertus de Fanta, la botella pergrina de Aquarius y este año su Gestoría de cambio de nombres, el caso de Isma el hiperconectado de Nestea, la plataforma creativa de Burn, el superprograma de deportistas y eventos de Powerade, la comunicación baja en tonterías de Aquabona, … y muchas más. Todas ellas ya están dando sus resultados, en algunos casos espectaculares, en otros normales y por supuesto, en algunos mejorables, porque todos somos humanos y también hacemos cosas mal (y aprendemos mucho de ellas).
Nos hemos atrevido luego con la Marca grande, la Coca-Cola roja, y creamos y ejecutamos el plan de Comunicación del 125 aniversario de la marca, una simple e inocente escusa, para hablar con la gente, y que ellos a su vez hablaran de cosas como que Coca-Cola (el Producto) era algo saludable porque se inventó en una farmacia, y que Coca-Cola (la Marca) tenía una historia envidiable repleta de experiencias que habían llenado nuestras vidas y que Coca-Cola (la empresa) había hecho una encomiable labor social a lo largo de su presencia en España.
Funcionó de nuevo. Y por eso ahora hemos sacado nuestro último tema de conversación para la gente con la Comunicación de Coca-Cola:
Hablar de las Razones para creer que un mundo mejor es posible.

Acabado el proyecto en su mayor parte, ahora empieza para la compañía y para mi una nueva etapa. Otra persona seguirá liderando este equipo y yo ayudaré en todo lo que esté en mi mano para que todo lo que se ha hecho, se mejore cada día.

Por mi parte tengo que decir que soy la persona con más suerte del mundo.
He trabajado en muchas empresas, con muchos jefes, 21!!. Los más buenos y los más malos, pero de todos he sacado algo y he aprendido mucho: lo que hay que hacer y lo que no. Los mejores me han hecho un poco más sabio y los malos me han hecho mucho más duro. Y sigo creyendo que se puede ser un buen líder y seguir siendo buena persona.
He tenido la oportunidad de reinventar la forma de hacer las cosas en muchas ocasiones en cada acción, en cada idea, en cada empresa.
He trabajado con gente increíble, de la que he aprendido mucho. Dentro y fuera de las empresas.
Tengo un trabajo que me encanta y que me llevo conmigo para dárselo de nuevo a quien yo quiera.
Siempre controlé mis ambiciones y gracias a ello, y a mi trabajo, estoy en una situación envidiable: tengo cerca a mis padres, mujer, hijos, familia, amigos, salud,… sería un egoísta si pidiera algo más.
No tengo nada de lo que arrepentirme: de no haber disfrutado de la vida, de no haber dedicado tiempo a mis hijos,…
Quizás he dejado de ir a muchas cenas, entregas de premios, reuniones, presentaciones,… Puedo vivir sin ello.

Y ahora además tengo delante una perspectiva todavía más deseable:
Sobre todo tengo Tiempo para descansar.
Para leer los 45 libros que he ido dejando para otro momento.
Para actualizarme en lo que está pasando por el mundo de la Comunicación.
Preparar mejor mis clases y seguir aprendiendo de Educación.
Preparar mejor mis ponencias y conferencias donde compartir lo que humildemente pueda ayudar a otros.
Ordenar mis fotos, mi música, mis películas pendientes,… verlas ahora más despacio.
Poder quedar con la gente me apetece sin que al final nadie me esté esperando para una próxima reunión.
Seguir con mis infinitos hobbies aparcados (mi bricolage, el jardín, mi huerta, el piano, la moto, volar,…)
Seguir aprendiendo. Ver todos los videos de TED, aprender a diseñar web, avanzar en la edición, dominar las redes sociales, saber más de las estrellas y los dioses,…
Seguir ayudando a quien lo necesite y se lo merezca.
Seguir compartiendo o regalando ideas a quien las puede aprovechar.
Poder pasear, ver museos, ir a conciertos, al cine,…
Poder hacer deporte, esquiar los martes, mejorar el golf, seguir con el pádel, darle a mi bici,..)
Y seguir sobre todo ayudando a mis hijos a ser mejores estudiantes y sobre todo mejores personas.

Va a ser difícil porque de nuevo habrá cantos de sirena que me llamen a seguir en otras cosas, pero voy a intentar vivir un rato lo que los humanos dejamos para cuando nos jubilamos.
Creo que será mejor ahora que dentro de los 15 años que me tocaría. Al menos por un tiempo.
No dejo de hacer nada, simplemente vuelvo -como he hecho siempre-, a reordenar mis prioridades.
Y vosotros ya sabéis donde me tenéis para lo que yo os puede ayudar.
Espero que sigamos en contacto. Muchas gracias por todo y un fuerte abrazo.
Feliz Navidad

Félix Muñoz
Ex Director de Comunicación Integrada
Coca-Cola Iberian Division

 

José Carlos León: "Gurú lo serás tú"AnteriorSigueinteEl diario gratuito ADN verá la luz por última vez este viernes debido a la caída de publicidad

Contenido patrocinado