Gente

GONZALO BRUJÓ, UN ESPAÑOL CONSTRUYENDO GRANDES MARCAS

Una misma persona ha gestionado el cambio de identidad de Airtel a Vodafone y de Amena a Orange. Se trata de Gonzalo Brujó, un español de 32 años que actualmente dirige Interbrand en España y parte de Europa. Con 25 años entró en una de las grandes firmas mundiales de branding, Futurebrand, y ahora gestiona la imagen de marca de las operadoras antes mencionadas, así como de Euskaltel e incluso la del torero Cayetano Rivera Ordóñez. La revista Actualidad económica ha entrevistado al ejecutivo que a su vuelta a España tuvo que explicar el concepto de branding a más de un director general.

Brujó asegura que “todavía hay quien piensa en la marca y sólo ve publicidad”, pero cree que el panorama ha ido cambiando y que, en general, las organizaciones ya entienden qué es la marca. La marca, según él, es “un bonito logotipo”, así como “una forma de tratar al cliente o un tono concreto para comunicarse con la sociedad”, además de ser un “activo que crea valor”. Como predicción, Gonzalo Brujo cree que en los próximos años vamos a ver un cambio radical de la percepción de la marca, sobre todo en las farmacéuticas y en las energéticas que hasta ahora han estado muy reguladas.

Como muchos otros especialistas, Brujó cree firmemente que está cambiando la manera de pensar del consumidor y que “las marcas y los que las dirigen tienen que adaptarse a esas transformaciones”. En la entrevista también se le preguntó su opinión sobre algunas marcas, a lo que contestó con toda sinceridad. Sobre Vueling dijo que es un acierto que haya apostado por la publicidad y la comunicación aun cuando es un negocio con poco volumen. Cree que el éxito de Starbucks se debe todo a la marca, mientras que sobre Yoigo prefiere esperar a ver qué recorrido tiene.

Sin reparo alguno, Brujó asegura que la campaña de E.ON es “ridícula. Al consumidor le da igual si son alemanes, chinos o rusos”. Considera que Movistar debe pensar muy bien si conservar la marca O2 o cambiarla a Movistar también en el mercado británico, y a Apple le aplaude que a pesar de lo mucho que varían sus productos la imagen que proyecta siempre es “sexy”. Las marcas importan, y mucho. Basta con tener en cuenta que las cien marcas más valiosas del mundo suman un valor conjunto que se aproxima a los 850.000 millones de euros.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir