líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Muere Harold Burson

Harold Burson, fundador de Burson-Marsteller y figura referente de las relaciones públicas, fallece a los 98 años

Burson, que fundó la compañía en 1953, fue una de las figuras más influyentes en las relaciones públicas y destacó en el ámbito de la comunicación de crisis.

Harold Burson

«Se adelantó a su tiempo de muchas maneras; en nuestro negocio, si crees que se te ocurrió una nueva idea, es muy probable que Harold la haya puesto en práctica hace 50 años». Estas son algunas de las palabras que dedica Mark Read, CEO de WPP, a Harold Burson, según recoge PRWeek.

El fundador de la conocida agencia de relaciones públicas y comunicación Burson-Marsteller falleció el pasado viernes 10 de enero a los 98 años de edad en Memphis.

«Él vio el potencial de las relaciones públicas para ser una empresa global, e hizo más que nadie para profesionalizar la disciplina», añade Read sobre la figura de Burson, quien fue elegido en 1999 como la persona más influyente del siglo XX en la disciplina de las relaciones públicas por PRWeek.

En 1945, fue encargado de cubrir el Juicio de Nuremberg, siendo el único corresponsal en obtener una entrevista durante el juicio con el juez adjunto Robert H. Jackson, el principal procurador estadounidense. Harold Burson fundó Burson-Marsteller en el año 1953 junto a Bill Marsteller, firma que pasó de registrar unos ingresos de 4,4 millones de dólares en 1969 a 64 millones de dólares década y media después.

Destacó en el ámbito de la comunicación de crisis con casos como el de Tylenol

En el año 1979 Burson-Marsteller fue adquirida por Young & Rubicam, agencia de publicidad que en el 2000 fue comprada por WPP. En el año 2018, la compañía se fusionó con Cohn & Wolfe dando vida a Burson Cohn & Wolfe (BCW).

A lo largo de su trayectoria, Burson destacó en el ámbito de la comunicación de crisis, con casos como el de la manipulación del medicamento Tylenol en 1982 o una fuga de gas en la India que tuvo trágicas consecuencias en 1984.

Burson, que renunció como CEO de su compañía en 1988, fue uno de los profesionales más reconocidos de la industria, y mantenía relación figuras de gran poder como los presidentes de los Estados Unidos Ronald Reagan y Bill Clinton o Margaret Thatcher, primera ministra del Reino Unido desde 1979 hasta 1990.

«Nos pagan para contar el lado de la historia de nuestros clientes. Estamos en el negocio de cambiar y moldear actitudes, y no tenemos éxito a menos que ‘movamos la aguja’, hagamos que la gente haga algo. Pero también somos la conciencia de un cliente y tenemos que hacer lo que es de interés público», dijo Burson al New York Times en 1984, sobre la disciplina de las relaciones públicas.

 

Lime despide al 14% de su plantilla y se baja del patinete en 12 mercadosAnteriorSigueinteLos cambios en Google Shopping, ¿una piedra en el zapato para Amazon?

Contenido patrocinado