Gente

Larry Page, co-fundador de Google, pierde la voz

El co-fundador de Google, Larry Page, ha perdido la voz, según datos propios de la empresa. Pero, ¿qué se esconde exactamente tras los problemas de salud? El consorcio calla y provoca con ello la intranquilidad, despertando malos recuerdos, informa el medio Focus Online.

Tras la cancelación de varios intentos de apariciones públicas, Larry Page ha intentado acabar con los brotes de preocupación por su estado de salud. "No es nada serio", citaron medios estadounidenses el fin de semana a partir de un e-mail interno de Page a sus empleados. Pero lo que le pasa realmente al directivo de 39 años sigue sin estar exactamente claro.

Page faltó a la reunión general de su empresa el jueves, lo que no es nada habitual en un alto responsable de una firma. Erich Schmidt, presidente de la junta, excusó su ausencia diciendo que, desgraciadamente, había perdido la voz, y aclaró que Page “hasta nuevo aviso”, no efectuaría apariciones públicas, aunque seguirá dirigiendo la compañía de internet.

El anuncio dejó más preguntas en el aire de las que contestó, lo que a muchos espectadores les recordó al secretismo circundante a la enfermedad del presidente de Apple, Steve Jobs, que murió el año pasado después de un largo cáncer. De igual manera de Jobs, Page es uno de los fundadores de Google y es co-responsable decisivo para el éxito del motor de búsqueda líder.

A pesar de ello, no habría ninguna pista para interpretar algo en el estado de Page, según aclaró el analista de JPMorgan Douglas Anmuth en un comentario hacia los clientes del banco. “Nos parece raro que la empresa descarte ya ahora que él vaya a participar en la conferencia del segundo trimestre del año, para la que aún quedan semanas”.

Otras empresas se expresan más claramente sobre las enfermedades de sus presidentes, porque aunque sólo sea una ausencia temporal de una de las figuras directivas carismáticas, esto puede perjudicar a la empresa y presionar la cotización de sus acciones. Tanto el inversor estrella Warren Buffett como el presidente de la compañía de seguros AIG, Robert Benmosche, dejaron saber a sus accionistas que tenían cáncer y que estaban en tratamiento médico, sin dejar de dirigir sus empresas hasta hoy.

De momento no se ha producido ningún estancamiento de la cotización en Google. Las acciones incluso subieron un buen porcentaje el viernes. Quizá tenga que ver con que el segundo co-fundador de Google, Sergey Brin, todavía ha podido bromear sobre la enfermedad de su compañero, según relató Schmidt a los accionistas en la reunión general: “Sergey ha dicho que este problema convierte a Larry en un mejor jefe, porque ahora debe elegir sus palabras cuidadosamente”.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir