Gente

LOS FAMOSOS CONSTITUYEN SU PROPIA MARCA

La tendencia de que los famosos presten su imagen a una marca para promocionarla ha dado paso a un fenómeno impulsado por las redes sociales donde las celebridades constituyen su propia enseña, con un valor determinado y unas proyecciones de explotación.

Esta nueva moda llamada la “egomarca” se ha servido de herramientas como Twitter, que permite a los famosos enviar mensajes sobre qué están haciendo a sus seguidores, recolectando instantáneas muestras de aprobación.

“El mercado norteamericano siempre ha sido una referencia publicitaria para todo el mundo, siempre nos ha llevado cierta ventaja en los modelos de consumo y comunicación, y no iban a ser menos con la creación de marcas sobre los propios celebrities, dijo a El País Santiago de Mollinedo, director de la agencia Personality Media.

En este sentido la pareja constituida por Brad Pitt y Agelina Jolie constituye uno de los ejemplos paradigmáticos de esta tendencia, que es una representación de los estilos de vida y las aspiraciones de los consumidores, que se reflejan en las estrellas del mismo modo que antes se reflejaban en modelos escritos por la publicidad.
“Hay una tendencia clara a que el nombre de una celebrity sea la propia marca; pero marca, en el sentido estricto no son, porque no están registradas, no tienen un compromiso social, ni fiscal”, declaró a El País Gonzalo Brujó, director en España de Interbrand.

Fenómenos como Twitter acercan la realidad de los famosos a sus seguidores pero también les obligan a realizar su propia responsabilidad corporativa, a través de los distintos anuncios de que realizaran obras benéficas.

“Está claro que hay un fenómeno de promoción en las redes sociales”, explicó en el reportaje Jim Tobin, director de Ignite, agencia publicitaria especializada en medios digitales. “Aparte el narcisismo, los famosos que escriben en Twitter son gente que comprende el valor de la autopromoción. Gracias a esas herramientas pueden soñar con colocar su nombre en primera fila”.

Al final el capital a explotar de estas estrellas depende de la imagen que proyecten pero también del grado de asociación que puedan establecer con los productos, una escala en la cual el piloto Fernando Alonso, fue catalogado como el famoso más rentable para una campaña de publicidad.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir