Gente

LOS RETOS DE LA MARCA BECKHAM

Beckham no es sólo fútbol. También es entretenimiento, fantasía, glamour… Su nombre implica una marca global y, ahora, tras la firma de un contrato estimado en cerca de 250 millones de dólares, llega a Estados Unidos en forma de estrategia publicitaria. El objetivo: incrementar los ingresos del equipo de Los Angeles Galaxy y mejorar la imagen de la Primera División de Fútbol estadounidense conocida como la Major League Soccer (MLS).

Para el profesor de Marketing de Wharton, Americus Reed II, hay diversos factores que convierten a Beckham en una marca tan especial. “Es un buen atleta, satisface los requisitos de belleza de Hollywood y tiene una mujer bonita. Él comenzó a construir su marca en el ámbito del deporte más popular del mundo. Trasladarla a Estados Unidos le permite ampliar sus quince minutos de gloria. Es un paso inteligente por su parte, pero puede ser arriesgado. El fútbol no es tan popular en EE.UU como el fútbol americano, el béisbol o el baloncesto”, afirma este experto en sus declaraciones a Expansión.

Reed considera que el reclamo internacional del jugador puede atraer a algunas personas que ni siquiera sienten curiosidad por el fútbol aunque puede no cumplir todas las expectativas. Asimismo, el profesor de Estudios Legales y Ética Empresarial de la Escuela de Negocios de la Universidad de Pensilvania, Kenneth L. Shrospshire, se muestra receloso: “La gente al frente de la MLS es muy inteligente. Estoy seguro de que es un movimiento estratégico, pero que no será una poción mágica capaz de dar la vuelta a la situación y convertir el fútbol en un deporte tan popular en EEUU como en el resto del mundo”.

¿Será capaz Beckham de cumplir estas expectativas? Por el momento, la venta de entradas de L.A. Galaxy se han incrementado desde que el deportista firmó el contrato con el equipo aunque este tipo de tácticas no han funcionado en otras ocasiones. Tal y como cita Expansión, Pelé no pudo salvar a los Cosmos de Nueva York en los años 70, y las importaciones de jugadores de Europa tampoco pudieron salvar la Liga de Fútbol del país, declarado en quiebra en 1984.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir