Gente

MARTIN SORRELL: "WPP REFORZARÁ SU POSICIÓN EN ASIA EN LOS PRÓXIMOS AÑOS"

El presidente de WPP, Martin Sorrell, lo tiene claro. El mundo, cada vez más dependiente de las nuevas tecnologías, está cambiando "a una velocidad nunca conocida hasta ahora", en una época en la que los principales mercados emergentes acaparan todas las miradas. Y por eso, en los próximos años (cinco o diez) WPP va a reforzar su presencia en Asia, en internet y en el negocio online.

Así lo aseguró en la Universidad Europea de Madrid, en el transcurso de unas jornadas de la Cátedra Bassat (en las que también estuvo el publicista español), que se celebró ayer en la capital, en la que habló sobre el marketing en los tiempos de turbulencias. En una época con varios factores que, en su opinión, están configurando un ciclo nuevo: Internet, la escasez de mano de obra cualificada, la fortaleza de los nuevos "tigres" económicos, la multiplicidad de marcas, la concentración de los distribuidores y la "centralización" de las organizaciones.

El número uno de WPP, compañía que facturó 12.300 millones de dólares en 2007, explicó que, actualmente, la firma tiene una presencia más sólida en EE.UU y Europa. Pero el empuje asiático (liderado por China e India) ha provocado que el grupo aspire, en el plazo de cinco o diez años, a conseguir que, al menos, un tercio del negocio se desarrolle en este continente, mientras que Europa y EE.UU (que ahora acaparan, cada una, más del 35% del área de negocio) se quedarán con el 33%.

"Hay pocos Googles"
Internet, obviamente, es otro de los ejes estratégicos de la compañía en los próximos años. Sin embargo, Sorrell está convencido de que el "aluvión" de modelos de negocio que se han creado en torno a la red de redes va a frenarse, ya que su captación fundamental de ingresos, la publicidad, también se desacelerará. No será una burbuja que estalle con la fuerza de 2001, pero indicó que hay que tener en cuenta que, en el fondo, "hay pocos Googles, pocos Facebooks, pocos Flickrs".

En el fondo, aseguró, WPP desea conseguir que, dentro de unos años, dos tercios de su negocio estén fuera de la publicidad como tal y se centren, sobre todo, en estudios de mercado y relaciones públicas. Respecto a este último sector, aseguró que ha experimentado un crecimiento "enorme" en los últimos años.

Uno de los problemas de esta nueva etapa, señaló Sorrell, reside en la escasez de mano de obra cualificada y en la presencia multinacional de las compañías, que, necesariamente, tienen que agruparse bajo varias marcas. Este fenómeno, apuntó, provoca que la coordinación sea algo difícil. "Hace 22 años, cuando nació WPP en un despacho, ponernos de acuerdo era difícil. Ahora que tenemos más de 100.000 trabajadores puede serlo mucho más". También hay que tener claro, indicó, que el valor añadido de una compañía está en su nivel global, por muy importante que pueda ser la localización.

Innovación y marca
Pese a todo, apuntó que "somos optimistas en el sector publicitario", afirmó, "siempre que se consigan marcas más eficaces, y, de forma más importante, que se innove. La innovación es más importante que la marca".

Pero las dificultades no serán sólo para los publicitarios. Y la culpa la tiene, según el presidente de WPP, la concentración que se está desarrollando en el sector de la distribución. El ejemplo paradigmático, señaló, es el de los supermercados Cesco y Wall-Mart. Este fenómeno, apuntó, hará que los márgenes sean cada vez más volátiles y que haya más presión sobre los fabricantes.

Spain is different
Aunque durante su conferencia Sorrell se refirió en ocasiones al comportamiento económico de Europa Occidental, aseguró que España (donde WPP facturó en 2007 1.500 millones de euros) "es diferente" por la fortaleza de sus resultados y su crecimiento. "Si pudiésemos reproducir el modelo de España en los otros países yo no trabajaría nada, estaría todo el día tumbado en la playa", bromeó.

De hecho, aseguró que el negocio en España es "el segundo en importancia" del grupo, aunque indicó que se asienta en una cierta "euforia post franquista". En cualquier caso, aseguró que "soy pesimista respecto a Francia, Alemania o Reino Unido, pero no tanto respecto a España, si consigue resolver esa especie de burbuja".

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir