Gente

Matthias Müller, el hombre destinado a convertirse en "deshollinador" de Volkswagen

volkswagenEl consejo de administración de Volkswagen se reúne hoy con un importante asunto en el orden del día: buscar reemplazo a Martin Winterkorn, que presentó su dimisión el pasado miércoles desbordado por el “dieselgate” que acecha desde hace unos días a la marca germana.

Todo apunta a que el sucesor de Winterkorn al frente de Volkswagen será Matthias Müller, el actual consejero delegado de Porsche.

Müller se subirá a esa “barco” a la deriva que es actualmente Volkswagen con un triple (y difícil) objetivo en mente: llegar al fondo en el asunto de las emisiones, intentar que la “nave” no se hunda hasta el fondo, y lo más difícil de todo, sacarla a flote y lograr que navegue de nuevo en un océano libre (en la medida de lo posible) de escollos.

Al frente de Volkswagen a Müller le tocará ejercer de alguna manera de “deshollinador” y parece que tiene la experiencia y el talante necesarios para quitar el hollín que impregna en estos momentos a la multinacional germana.

Müller, de 62 años, conoce como la palma de su mano la compañía de la que se convertirá en breve en consejero delegado, según todas las quinielas. Ha trabajado, al fin y al cabo, en la tres divisiones más fuertes del grupo: Audi, Volkswagen y Porsche.

El vínculo de Müller con Volkswagen se remonta al año 1972. Por aquel entonces el actual CEO de Porsche fabricaba herramientas para Audi en la ciudad alemana de Inglostadt. Después se doctoraría en la Universidad de Múnich en Ciencias de la Computación y unos años más tarde, en 1978, regresaría a Audi para ir ascendiendo poco a poco hasta convertirse en responsable de la división de análisis de la compañía teutona.

En 1993 Müller fue nombrado jefe de desarrollo de proyectos de Audi. Dos años más tarde, en 1995, se convirtió también de jefe de desarrollo de proyecto de otras dos empresas del Grupo Volkswagen: Seat y Lamborghini.

La carrera de Müller en Volkswagen pisó el acelerador en el año 2007, cuando fue designado máximo responsable de producto del grupo alemán.

Tres años después, en 2010, Müller se convirtió en máximo responsable de la filial de Volkswagen Porsche. Impulsado por este nombramiento, el alemán se hizo hueco sólo unos meses después en el consejo de administración del Grupo Volkswagen.

Famoso en la familia Volkswagen por un estilo informal que contrasta con el de sus colegas, acostumbrados a los trajes a medida, dicen los que lo conocen que es “un tipo convincente y un auténtico líder”. Y cuenta además con un un buen puñado de logros sobre sus espaldas. Supervisó el superventas Audi A3 en sus inicios como directivo y más recientemente consiguió que Porsche superara la barrera de los 200.000 automóviles vendidos al año.

A su experiencia y capacidad de liderazgo, Müller une además otra importante ventaja: el contar con el apoyo de la familia Pïech, núcleo duro del accionariado del Grupo Volkswagen.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir