Gente

Paul Allen, cofundador de Microsoft, muere a los 65 años

Microsoft se queda huérfano de uno de sus "padres": Paul Allen fallece a los 65 años

Paul Allen, el que fuera cofundador de Microsoft junto a Bill Gates, fallecía ayer a los 65 años como consecuencia de las complicaciones derivadas del linfoma de Hodgkins que padecía.

paul allenHace tan sólo un par de semanas Paul Allen, el que fuera cofundador de Microsoft junto con Bill Gates, anunciaba que había sufrido una recaída en el cáncer que padecía desde hace años. Y pese a que el bueno de Allen estaba decidido a luchar contra su enfermedad con todas sus fuerzas, ha perdido finalmente la batalla contra ella. Allen fallecía ayer a los 65 años. Así lo anunciaba Vulcan Inc., la empresa cuyos designios dirigía, en nombre de la familia del empresario. Allen moría en la tarde del lunes en Seattle debido a las complicaciones derivadas del linfoma no Hodgkin que sufría.

“Todos los que hemos tenido el honor de trabajar con Paul sentimos hoy una pérdida inexpresable con palabras”, subraya Vulcan Inc. en un comunicado. Dotado de un extraordinario intelecto, Allen fue también un hombre profundamente dadivoso y benefició con su generosidad a millones de personas en todo el mundo. “Hoy lloramos la muerte de nuestro jefe, nuestro mentor y nuestro amigo, cuyos 65 años fueron demasiado breves para todos nosotros”, prosigue la compañía de Allen.

“Mi hermano era un hombre extraordinario en todos los sentidos”, apunta, por su parte, Jody, hermana de Allen. Su familia y sus amigos alaban del que fuera cofundador de Microsoft su sentido del humor, su cordialidad, su generosidad y su compasión. “A pesar de todas sus reuniones de negocios y todas sus obligaciones siempre encontró tiempo para su familia y para sus amigos”, recalca su hermana.

En 1975 Allen levantaba la primera piedra de Microsoft junto con su amigo de la infancia Bill Gates. Ochos año después, en 1983, Allen abandonaba el gigante del software tras serle un diagnosticado ya por aquel entonces un linfoma no Hodgkin, el que finalmente se ha cobrado su vida. Allen tuvo que lidiar contra el cáncer en varias ocasiones, la última vez hace nueve años, cuando dejó afortunadamente K.O. a la enfermedad.

Con una fortuna valorada en más de 20.000 millones de dólares, Allen era uno de los hombres más ricos del mundo. El empresario donaba grandes sumas de su cuantioso patrimonio a causas benéficas, estaba involucrado asimismo en inversiones inmobiliarias con el foco puesto en el desarrollo de la ciudad de Seattle y era propietario del equipo de fútbol americano Seattle Seahawks y del club de baloncesto Portland Trail Blazers. Allen canalizaba sus negocios y sus actividades filantrópicas a través de la compañía Vulcan Inc.

Allen tomó parte de manera muy activa en el desarrollo de un sistema operativo para el primer ordenador personal de IBM. Fruto de sus esfuerzos fue MS-DOS, la base sobre que Microsoft levantaría los cimientos de su inconmensurable éxito posterior.

Determinante para el éxito de Microsoft fue que en 1980 IBM renunciara a desarrollar el sistema operativo del primer PC y decidiera comprárselo a la empresa de Allen y Gates.

La muerte de uno de sus más viejos y queridos amigos ha dejado hecho trizas el corazón de Gates, tal y como subraya el cofundador de Microsoft en un comunicado. A juicio de Gates, Allen fue un “verdadero compañero” para él en importantes momentos a lo largo de su vida. Y sin él no existirían a día de hoy los ordenadores personales. “Lo echaremos terriblemente de menos”, dice Gates.

Por su parte, Satya Nadella, actual consejero delegado de Microsoft, enfatiza que Allen contribuyó “de manera tranquila y constante  a alumbrar productos, experiencias y creaciones mágicas y a cambiar el mundo”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir