Gente

Miguel de la Quadra-Salcedo muere a los 84 años: así ha sido su polifacética trayectoria

miguelFue aventurero, reportero de guerra y deportista a partes iguales a lo largo de una fructífera y reconocida carrera profesional.

Ya desde su más tierna infancia comenzó a experimentar la montaña y es que, a pesar de ser madrileño, su niñez en Navarra le despertó la pasión por la naturaleza.

Hablamos de Miguel de la Quadra-Salcedo, una de las caras más reconocibles del reporterismo de este país gracias a sus trabajos en la guerra del Congo, la de Vietnam o la dictadura chilena de Pinochet.

Sin embargo, a pesar de vivir al límite, ha sido una enfermedad la que ha acabado con su vida a los 84 años de edad en su domicilio madrileño y acompañado por su familia.

Y lo cierto es que su experiencia vital y profesional bien vale una mención. Nacido en 1932, de la Quadra-Salcedo comenzó en el mundo del deporte desde bien temprano alzándose con varios campeonatos en lanzamiento de disco, martillo y peso además de participar en los Juegos Olímpicos de Roma 1960.

Pero pronto le picó el gusanillo del periodismo de conflictos, una profesión no exenta de aventura y riesgos y es que, en su paso por los países más peligrosos y las guerras más cruentas a punto estuvo de perder la vida tras ser apresado y condenado a muerte en el Congo por ejercer el derecho a la información para TVE.

A pesar de los baches, el profesional siguió su camino contando a los españoles hitos que marcarían la Historia del mundo contemporáneo como la muerte del Che Guevara o el regreso a Argentina de Perón.

Su fructífero trabajo informativo cesó en la década de los 70, cuando el reportero decidió lanzarse literalmente a la aventura para no “convivir con la tentación de tomar partido por un bando”, algo que según él mismo reconoció “no es recomendable”.

Así, impulsó el nacimiento de la actual “Ruta BBVA”, antes “Aventura 92”, un programa que, desde 1979 da la oportunidad a miles de jóvenes a “descubrirse y proyectarse” a través del conocimiento de otras culturas en viajes por países latinoamericanos.

Excepcional en todo las actividades que emprendió a lo largo de su vida, este peculiar “flautista de Hamelín”, como el mismo se definía, ha dejado en su paso por la aventura de la vida una huella social imborrable.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir