Gente

Pablo Herreros: "Dormiré muy a gusto sabiendo que hice lo que debía. Ojalá no me arrepienta"

Pablo Herreros: "Dormiré muy a gusto sabiendo que hice lo que debía. Ojalá no me arrepienta"Hace ya más de un año desde que Pablo Herreros logró que una entrada en su blog generara un movimiento social en internet que acabó con la emisión de publicidad en el programa ‘La Noria”’de Telecinco, pero esta semana el periodista y blogger vuelve a estar bajo los focos tras anunciarse que Telecinco ha presentado una querella contra él por coacciones y amenazas.

En la querella, la cadena de Mediaset hace alusión a las pérdidas que ha sufrido la cadena desde que se inició esta campaña y que ascienden a 3,7 millones de euros. Además, sostiene que si las supuestas amenazas y coacciones se prueban durante el proceso Herreros podría enfrentarse a una pena de hasta tres años de cárcel. “Una cosa es criticar, convencer o disuadir, y otra muy distinta amenazar, que no es, ni más ni menos, que imponer a otro un comportamiento contrario a su voluntad; cuestión que está completamente al margen de la convivencia democrática”, afirma la querella. Además, en ella se añade que Herreros “atacó frontalmente y limitó de forma absolutamente intolerable, con su acción, la libertad de obrar de los anunciantes”.

“No es divertido. Se pasa miedo, y esa es una de las sensaciones más desagradables para cualquier persona”, asegura Pablo en su blog. Pero añade que “no cambiaría ni una sola de las horas dedicadas a esto, esas cientos de horas se las he quitado a mi ocio, mi trabajo y mis seres queridos”.

Sobre la querella, Herreros explica que asume su imputación “con toda serenidad, en el pleno convencimiento de que todo lo que hice fue por mejorar el entorno publicitario y, por encima del mundo, por contribuir con mi granito de arena a que mañana tengamos una sociedad mejor”. Además, afirma que él no realizó “ninguna presión o amenaza sobre las marcas, limitándome exclusivamente a trasladarles mi opinión y la de muchos otros sobre un hecho, a mi juicio, reprobable, en el que se veían involucradas: que las televisiones paguen a criminales o sus cercanos por hablar de sus delitos”.

“Mi acción nunca se dirigió a un programa, sino a una práctica, la de pagar por una entrevista sobre su delito a un condenado”, comenta Herreros. “Esta querella va contra mí, pero mis acciones nunca habrían tenido ninguna consecuencia sin que cientos de miles de personas sintierais esta causa como propia”, y es que 33.000 usuarios firmaron la petición a las marcas y 53.000 pidieron al Gobierno que obligara a las televisiones a autorregularse, además de todas las muestras de apoyo a Herreros y su iniciativa y de rechazo al comportamiento de Telecinco que se vivió en las redes sociales.

Mediaset, según Herreros, “busca amedrentarme, quiere que por el pavor de saberme en la mirilla de una empresa gigante mire para otro lado. En Telecinco pude que quieran hacerme perder tiempo y dinero, que mi ánimo decaiga y que mi energía se desgaste pensando en la debacle que sería para mi vida pagar 3,7 millones de euros sin tenerlos, que imagine verme en la cárcel durante varios años rodeado de delincuentes… y que la próxima vez que una persona, como tú y como yo, tenga la tentación de opinar en contra de unos intereses económicos, se lo piense dos veces”.

“Nuestros hijos no pueden crecer viendo que ser delincuente merece la pena”, afirma Herreros. Y añade: “conviene que recordemos que quienes hoy se querellan contra mí, y muchos de los que en público me atacan, sí ganan dinero si consiguen que el pago a criminales siga estando permitido en los medios”.

“Puede que mi decisión de hacer pública esta querella me haga desde hoy vivir más intranquilo. Puede. Pero dormiré muy a gusto sabiendo que siempre hice lo que debía. Ojalá no me arrepienta”, escribió.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir