Gente

El rey italiano de los supermercados deja en herencia a su secretaria 75 millones de euros

caprottiBoquiabiertos. Así se han quedado algunos en Italia al conocer el sorprendente contenido del jugoso testamento de Bernardo Caprotti, conocido en el país transalpino como el "rey de los supermercados".

Y es que el testamento de Caprotti, fallecido a los 90 años a finales del pasado mes de septiembre, escondía una sorpresa mayúscula en sus entrañas. 75 millones de euros (la mitad de la fortuna en metálico del dueño de los supermercados Esselunga) han ido a parar a manos de su secretaria.

La agraciada con tamaña fortuna, Germana Chiodi, de 68 años, estuvo vinculada profesionalmente al fundador de Esselunga durante más de 40 años y en los últimos tiempos fue la mano derecha de Caprotti.

A los cinco nietos de Caprotti ha ido parar la otra mitad de la fortuna en metálico del fundador de Esseluga. Cada uno de ellos recibirá, por lo tanto, aproximadamente 15 millones de euros.

Según el diario La Repubblica, la esposa de Caprotti ha heredado la empresa familiar y un cuadro de Henri de Fantin-Latour.

El testamento del fundador de Esselunga es sobre todo una auténtica “bofetada” en el rostro para los dos hijos de Caprotti, con los que el magnate italiano estaba enemistado desde hacía varios años.

En el año 2005 Caprotti decidió adjudicar a sus dos hijos el 92% de la compañía familiar. Seis años después el bueno de Caprotti decidió, sin embargo, retractarse de su decisión inicial y sus vástagos decidieron demandarle. Aun así, Caprotti logró imponerse en los tribunales a sus hijos.

No obstante, y pese a las rencillas, Caprotti no se ha olvidado del todo de sus vástagos en su testamento, donde les lega varios inmuebles y obras de arte.

Caprotti ha pensado incluso en el Museo del Louvre en su testamento y ha cedido una pintura de Édouard Manet a la célebre pinacoteca parisina.

Germana Chiodi, la secretaria de asistente personal de Caprotti, apoyó al empresario en su litigio con sus hijos. En declaraciones a La Reppublica, asegura que sabía que su nombre saldría a colación en el testamento del que fuera su jefe y que cederá parte de su recién estrenada fortuna a organizaciones benéficas.

Caprotti fundó en 1957 Esselunga, la primera cadena de supermercados de Italia, junto con que fuera vicepresidente de Estados Unidos Nelson Rockefeller. La empresa pasaría más tarde completamente a manos de Caprotti y en la actualidad tiene 152 supermercados repartidos por toda Italia y emplea a alrededor de 22.000 personas.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir