líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Steve Ballmer dejará de ser el "capitán de barco" de Microsoft en los próximos 12 meses

Adiós a uno de los CEOs más emblemáticos del universo tecnológico. Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, abandonará su actual puesto en los próximos doce meses, una vez concluya el proceso de elección de su sucesor.

«Ballmer ha decidido retirarse como consejero delegado», explica el gigante del software en un comunicado de prensa hecho público hoy. Aunque Ballmer dejará de ser CEO de Microsoft, la empresa de Redmond puntualiza que éste continuará dirigiendo la compañía, en la que se ha creado un comité especial para dirigir el proceso de búsqueda de sustituto.

«Nunca hay un momento perfecto para semejante transición, pero ahora es el momento correcto», aclara Ballmer en el comunicado. «Nos hemos embarcado en una nueva estrategia con una nueva organización y un increíble equipo directivo (…) Necesitamos a un consejero delegado que permanezca aquí durante un periodo más largo para esta nueva dirección», añade.

Para buscar reemplazo a Ballmer el consejo de administración ha designado un comité especial que estará presidido por John Thompson y que incluirá al presidente del consejo, Bill Gates, al presidente del comité de auditoría, Chuck Noski, y al presidente del comité de compensaciones, Steve Luczo.

Este comité trabajará codo a codo con la consultora especializada en selección de altos ejecutivos Heidrick & Struggles International y tendrá en cuenta tanto candidaturas internas como externas a Microsoft.

«Como miembro del comité de planificación de la sucesión, trabajaré estrechamente con los otros miembros del consejo en la búsqueda de un fantástico nuevo consejero delegado», señala Bill Gates. «Hasta que el nuevo consejero delegado asuma sus funciones, tenemos la fortuna de contar con Steve en el cargo», agrega.

Steve Ballmer, de 57 años, lleva vinculado a Microsoft desde 1980 y ejerce de consejero delegado de la compañía desde el año 2000.

Su retirada de la dirección de Microsoft se produce después de reorganización masiva llevada a cabo dentro de la empresa con el objetivo de unificar sus diferentes unidades de negocio.

Tras el anuncio por parte de Microsoft de que Ballmer dejará de ser consejero delegado de la compañía en los próximos doce meses, las acciones de la empresa de Redmond han pegado un brinco en la bolsa de casi un 10%.

 

Heinz nos muestra el amor de hermanos en un tierno spotAnteriorSigueinte¿Por qué beben los vientos los "marketeros" por el marketing de contenidos?

Noticias recomendadas