Gente

Telefónica refuerza su cúpula directiva para mejorar su presencia digital

César Alierta ha vuelto a mover las fichas en Telefónica, esta vez para sacar el máximo partido al fuerte crecimiento con adquisiciones que se ha hecho en el pasado y el que seguirá en el futuro. Julio Linares asumirá este cometido, como responsable, por encima de los demás, de aglutinar y buscar sinergias entre todos los frentes. Los cambios se deben a la apuesta de Telefónica por el crecimiento internacional, las adquisiciones y la búsqueda de dimensión. El nuevo organigrama de la operadora y la reestructuración acometida para diseñarlo no dejan lugar a ninguna incertidumbre, como tampoco la hay en los deseos de César Alierta de seguir llevando en solitario el timón de Telefónica, eso sí, con un refuerzo clave en la figura de Julio Linares.

Y es que la pretendida compra de O2, la entrada en la República Checa, la toma de control en las filiales latinoamericanas de Bellsouth y la irrupción en China han cambiado el perfil de Telefónica. Los negocios son los mismos, pero la huella mundial ha crecido notablemente, así que Alierta ha buscado una persona desvinculada de tecnologías, países o actividades concretas para encargarle el cometido de velar por el conjunto y sacar el mejor partido del todo.

Según CincoDías, el elegido es el hasta ahora presidente de Telefónica de España, Julio Linares. Después de más de tres décadas en la compañía, entró de becario y escaló paso a paso a la primera línea, el ejecutivo asumirá un puesto de nueva creación como director general de Coordinación, Desarrollo de Negocios y Sinergias. Linares será un eslabón intermedio entre los presidentes de las filiales, encargados de los negocios, y Alierta. Desde ahí, tendrá que aprovechar al máximo los beneficios derivados de la escala y la posición internacional de la compañía. Tendrá la posibilidad teórica de intervenir en las filiales en busca de sinergias, pero la práctica puede ser distinta, entre otras cosas porque los presidentes de las participadas no dependen de Linares, sino directamente de Alierta.

Para cubrir la baja de Linares, el presidente de Telefónica ha apelado a otro de sus hombres de confianza dentro de la casa, también con varias décadas de pertenencia al grupo a sus espaldas, Luis Lada. El ex primer ejecutivo de Telefónica Móviles y hasta ahora director general de Estrategia y Regulación Corporativa asume la presidencia de Telefónica de España. Lada vuelve, así, a la primera línea de batalla, en un momento en que la filial española tiene que demostrar que sabe hacer frente a la competencia en banda ancha sin perder su papel de máquina de generar caja para el grupo.

Los tres cambios principales que conlleva la nueva estructura de la organización son:

- La creación de una nueva unidad de negocio,  Telefónica Digital, con sede en Londres y delegaciones Madrid, Sao Paulo, Silicon Valley con el fin de expandir la marca a nivel digital aprovechando las oportunidades de negocio que proporciona la innovación y maximizando las bentajas de su amplia base de datos de clientes. En esta unidad trabajarán  2.500 profesionale, entre ellos Matthew Key. Key era el hasta ahora máximo responsable de Telefónica Europa, con una trayectoria en la compañía que comienza a principios de la pasada década, cuando fichó por O2 UK. Antes había trabajado en Vodafone y en empresas del sector del gran consumo.

- Llevar a cabo un negocio geográficamente mixto basado en escenarios de desarrollo de mercado, sobre todo en Europa y América Latina.

-  La creación de una unidad de operaciones de recursos globales para llevar a cabo la medición de la solvencia del negocio con el fin de dirigir a Telefónica hacia una compañía completamente global.  Guillermo Ansaldo, de Telefónica España, será el encargado de esta unidad.

Nuevo organigrama de Telefónica | Fuente Presentación a la CNMV/Telefónica

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir