Gente

Un temeroso republicano protagoniza el último spot por la campaña de Hillary Clinton

bill bogert.pngPara Bill Bogert, republicano de nacimiento, no fue fácil protagonizar allá por 1964 un vídeo por la campaña de Lyndon B. Johnson, candidato demócrata. Sus motivos residían principalmente en que el aspirante a la presidencia de su propio partido no le transmitía confianza ni seguridad, abogando que el republicano Barry Golwdwater “le asustaba”.

Cincuenta y dos años después, la situación se repite. Ante la amenaza del extremista Donald Trump, el ciudadano republicano vuelve delante de las cámaras en un discurso que recrea aquello que ya promulgó con anterioridad, en esta ocasión por la candidatura de la líder demócrata Hillary Clinton, según se hacía eco AdWeek.

Empleando frases que hacen alusión al vídeo de 1964, Bill Bogert reitera con vehemencia su mensaje de “Confesiones de un republicano“. En esta ocasión, sin embargo, el vídeo dura únicamente la cuarta parte del anterior, quizá porque las repercusiones de la presidencia de Trump resultan ya evidentes para la mayor parte de los sectores de la sociedad estadounidenses, el tecnológico incluido.

El anuncio llega en un momento de desesperación del partido republicano. Y es que los dirigentes y máximos representantes del partido no están acudiendo a los encuentros políticos por numerosas discordancias con Trump.

Los responsables de campaña de Hillary Clinton han omitido la autoría de la agencia detrás de la creatividad. Los últimos spots por la presidencia de la candidata demócrata incluyen el pésimo ejemplo que el candidato daría a los más pequeños de Estados Unidos. No es un concepto nuevo, pues algunos medios le tildaron con anterioridad de “nocivo” para la sociedad en general.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir