Gente

Yahoo despide bruscamente a su consejera delegada

La hasta ahora consejera delegada de Yahoo, Carol Bartz, de 63 años, ha sido destituida tras dos años y medio al frente de la compañía. La decisión, que le fue comunicada por el consejo de administración por teléfono de forma repentina – ha afirmado la ex consejera delegada en un comunicado - , forma parte de una reorganización integral de la cúpula directiva de Yahoo como respuesta a la crisis.

Bartz será sustituida de momento por Tim Morse, que añadirá estas funciones a las que ya tenía como director financiero de la empresa, hasta que encuentren un nuevo consejero delegado. El consejo de dirección de Yahoo se ha visto reducido a la mitad, de 14 a 8 personas, que seguirán en el mismo puesto que ocupaban. Entre ellos están los cofundadores de la compañía David Filo y Jerry Yang.

"Nuestro objetivo principal es influir en el liderazgo de la compañía y en nuestros actuales activos de negocio y plataformas para aprovechar las oportunidades", dijo el presidente de Yahoo, Roy Bostock, en el comunicado que confirmaba la inusual noticia.

Yahoo no ha querido comentar el por qué de esta salida precipitada, si bien agradeció a Bartz por los servicios prestados en lo que definió como "un tiempo crítico de transición en la historia de la compañía y en medio de una situación macroeconómica muy desafiante".

La gestión de Carol Bartz al frente de la empresa dejó resultados irregulares. En el último trimestre Yahoo logró un incremento del beneficio neto interanual de un 11%, a pesar de que sus ingresos menguaron un 5%. Parece que el objetivo que la llevó al puesto en 2009, de reformar la empresa para recuperar su competitividad, no ha sido completado, por lo que ahora la compañía busca “explorar y evaluar las posibilidades y oportunidades que pondrán a Yahoo en la trayectoria de crecimiento e innovación y supondrán un valor para los accionistas", sostuvo Bostock.

Así, parece que uno de los motivos que han motivado su salida de la empresa ha sido la pérdida de inversores ya que estos no estaban muy contentos con la gestión de la directiva y ya habían sacado su capital de Yahoo. Aunque el objetivo de la consejera delegada al llegar a su cargo era reorientar el rumbo de la empresa, como pretenden todos los directivos que pasan por Yahoo, parece que a ésta no le salieron las cosas como pensaba porque terminó separándose de Delicious y, además, empezó a perder anunciante, que son la principal fuente de ingresos en un portal de estas características.

Por otro lado, la fuerte presencia de Facebook y Google en internet ha hecho que la tarta publicitaria ya esté demasiado repartida y Yahoo se haya quedado sin muchos de esos ingresos publicitarios. Desde aquí trasladamos nuestras condolencias al próximo consejero delegado, que podrá volar pronto de su asiento porque está claro que los puesto en Yahoo son de corta duración ya que los últimos consejeros delegados no han durado más de tres años en sus cargos.

Además, Yahoo ha comunicado al Wall Street Journal que está abierta a venderse al mejor comprador. Sin prisa, pero sin pausa. La compañía necesita hacer frente al hecho de que ahora es una empresa mediática y de contenidos y hacer fuertes inversiones en esas áreas. Necesita un lavado de cara muy urgente y para ello deberá buscar a un líder con una visión de producto clara y la capacidad para llevar todo esto a cabo.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir