Latinoamérica

México: los Minions, en el punto de mira por promocionar productos poco saludables

minionspublicidad Los datos son alarmantes. Uno de cada tres niños tiene sobrepeso y obesidad en México, dos factores que disparan la probabilidad de desarrollar diabetes a lo largo de su vida.

La organización civil El Poder del Consumidor ha denunciado la falta de regulación en materia publicitaria, que permite que los más pequeños estén expuestos a un continuo bombardeo de anuncios de comida basura y bebidas azucaradas.

A todo esto se le añade un potente imán: la utilización de personajes famosos para promocionar productos poco o nada saludables, como los Minions, unos peculiares prescriptores que atraen a los niños con la promesa de conseguir un juguete con la imagen de estos simpáticos caracteres.

Sólo durante este verano, los simpáticos delincuentes amarillos han protagonizado campañas de multitud de productos altos en azúcar, sal y grasas como: Doritos, Yoplait Mini, Kinder chocolate, salsa barbacoa Hunts, Cheetos, Nesquik, batidos de chocolate, vainilla y fresa Alputa, ketchup y helados… entre otros muchos.

Los niños son los más vulnerables ante este tipo de publicidad. El Poder del Consumidor denuncia que muchos anunciantes se aprovechan de su credulidad e inexperiencia para aumentar las ventas, y exige una regulación más estricta que restrinja estas prácticas, ya que actualmente no hay límites claros en lo que a publicidad infantil se refiere.

Alejando Calvillo, director de la asociación, afirma que “se ha recurrido a una práctica poco ética que aprovecha la fama de estos personajes de animación para impulsar el consumo de comida basura en niños y adolescentes”. Y añadió, refiriéndose a los populares Minions, que ante el “bombardeo amarillo” la regulación vigente puesta en marcha por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios resulta insuficiente para salvaguardar la salud de los más pequeños, indefensos ante este tipo de publicidad.

Fiorella Espinosa, coordinadora de Investigación en Salud Alimentaria de El Poder de Consumidor, expuso su visión del caso de los Minions, en el que “se permite el uso de personajes y caricaturas para publicitar alimentos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas entre los niños”. El uso de estas animaciones ya ha sido prohibido en países como Irlanda y Dinamarca, mientras que Perú y Chile ya han aprobado medidas reguladoras al respecto.

minionsmexico

En el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y la Adolescencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ya se recomendó prohibir la práctica de utilizar personajes famosos en este tipo de campañas, con el fin de proteger a los niños.

La televisión y el cine son los medios en los que más se está bombardeando al público infantil y adolescente con este tipo de anuncios. En televisión, se promocionan productos grasos en espacios populares entre los jóvenes, como son las telenovelas, deportes y otros programas. Por su parte, en el cine son comunes las promociones que usan la imagen de los personajes para fomentar la compra de dulces, palomitas o refrescos.

El aplastante éxito del fenómeno Minion se debe, en gran parte, a su intensiva publicidad. Los estudios Universal declararon que la campaña global que se puso en marcha con motivo del estreno de la película de los Minions fue la más grande de su historia. El largometraje recaudó más de 900 millones de dólares en todo el mundo, aunque se estima que los beneficios obtenidos mediante la venta de los derechos de imagen de los personajes superan con creces a lo recaudado en las taquillas.

El Poder del Consumidor exige regular todos los medios de comunicación a los que están expuestos los niños, así como restringir el uso de personajes famosos entre el público infantil para promocionar alimentos y bebidas perjudiciales para la salud.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir