140 o 10.000 caracteres: ¿Cómo afectan los cambios de Twitter al marketing de contenidos?

twitter-networkingTwitter revolucionaba a propios y extraños ante la noticia de la ampliación en su número de caracteres que pasaría de los tradicionales 140 hasta un máximo de 10.000. Aunque las declaraciones de su CEO, Jack Dorsey, no fueron entendidas de la forma que la red social quería, lo cierto es que la disparidad de opiniones ante esta futurible decisión no ha podido ser más variada.

Si miramos desde el punto de vista de un “marketero” este posible paso de la red social hacia algo parecido a un nuevo Facebook, puede que sea percibido como una amenaza. De cumplirse la ampliación de caracteres Twitter se posicionaría como una nueva plataforma que animaría a los usuarios a permanecer dentro de su entorno lejos de los canales de venta sobre los que las marcas tienen un mayor dominio creativo.

Sin embargo este temor es infundado. Los hábitos de los consumidores han cambiado y operan en un mundo completamente interconectado por lo que es capaz de pasar de una plataforma a otra sin ningún tipo de problema (siempre y cuándo existan incentivos para hacerlo). El reto de la industria no pasa por un mayor número de caracteres sino por encontrar ese incentivo. Y lo tiene delante de usted.

El contenido. El nuevo enfoque planteado por Dorsey ofrece a las marcas el beneficio de una mejor comunicación y nivel de detalle en sus mensajes. La naturaleza en tiempo real de la red social así como la posibilidad de utilizarla para generar conversaciones one-to-one lo posicionan como un canal muy eficaz en lo que a la atención al cliente se refiere.

En el caso de los profesionales del marketing de contenidos esta transformación de Twitter en algo más similar a los formatos blog (al menos en extensión) reporta una serie de beneficios que son difíciles de discernir pero que en ningún caso deben ser tomados como una amenaza.

El éxito de una marca en la red social pasa por ofrecer contenidos concisos, en el momento oportuno y que reporten en el usuario algún tipo de valor como la información o el entretenimiento. Dorsey quiere que su plataforma sea un sitio en el que se pueda presentar la información de forma detallada pero es consciente de las limitaciones que la red social presenta para la consecución de este objetivo.

El consejo que podemos ofrecerle ante la incertidumbre de los posibles cambios de Twitter es que, modificaciones a un lado, la creación de contenido de calidad siempre debe ser su máxima si lo que persigue es captar la atención del usuario.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir