3 cosas que la tecnología puede (y otras que no consigue) hacer en marketing de contenidos

El mundo laboral sobre el que se asientan las sociedades modernas ha vivido desde los albores de la Revolución Industrial con el temor a que el avance tecnológico acabe por reemplazar al ser humano. Durante décadas hemos asistido impasibles cómo las máquinas sustituían la fuerza humana obteniendo en la gran mayoría de los casos mayor eficiencia, mejores resultados y mucha más comodidad.

Aunque el cine o la literatura hayan planteado este escenario del hombre contra la máquina como algo cercano a lo apocalíptico, lo cierto es que se trata simple y llanamente de evolución y adaptación. En la nueva era digital en la que la automatización de los procesos se impone cada vez más, parece que esa eterna disputa se ha aplacado ante los beneficios que nos ofrece la tecnología.

Pero como sucede con todo, los avances tecnológicos no se implantan con la misma rapidez en todos los entornos. Hoy ponemos el foco en el marketing de contenidos donde la irrupción de la tecnología se encuentra en pleno apogeo. Los algoritmos y otras herramientas se están ocupando poco a poco de realizar el trabajo que hasta hace no mucho era exclusivo de los seres humanos en lo que a la creación de contenidos se refiere.

Por el momento, podemos mantener la calma ya que el ser humano continúa siendo una pieza fundamental para el éxito y la precisión del marketing de contenidos. Entonces ¿cuál es el papel de la tecnología en todo este proceso? La respuesta la encontramos de manos de contently.com, desde donde señalan que las herramientas de content marketing pueden agruparse (a grandes rasgos) en tres categorías que a continuación pasamos a detallarle:

1. Ayudar en la generación de ideas

Herramientas como BuzzSumo nos ayudan a identificar a grandes rasgos cuáles son los temas más comentados en internet y sobre los que los usuarios muestran un mayor interés. Algo vital cuando estamos buscando la creación de contenidos que realmente interesen a la audiencia.

Las herramientas de este tipo realizan un seguimiento de las tendencias que por ejemplo circulan en las redes sociales elaborando listas con información muy valiosa. La cuestión en este punto no se trata de discutir sí el ser humano desempeñaría de forma más eficaz esta tarea frente a la labor de la máquina.

Se trata de una ayuda para generar ideas sobre las que decide el hombre con factores como la estrategia de un contenido coherente, objetivos de negocio o experiencia de la marca que juegan un papel fundamental a la hora de decidir sobre qué se escribe.

2. Gestión del proceso de trabajo

Curata, Kapost y Contently son herramientas que nos ayudan a crear un calendario editorial. Sin un proceso organizativo que marque el trabajo de todo su equipo el caos será el único destino al que llegue.

La necesidad humana en este punto es un poco enrevesada de explicar. Los seres humanos necesitan una herramienta para gestionar sus procesos de trabajo por lo que sin la existencia de estos no habría procesos que manejar.

Las decisiones sobre el contenido que crea una marca y la forma de llevarlo a cabo provienen de una serie de motivaciones y circunstancias individuales y los seres humanos son los únicos que pueden entender las distintas propuestas haciendo que estas tengan un sentido concreto para la audiencia.

Con esto queremos decir que aquí la tecnología se limita a organizar las capacidades humanas.

3. Hacer un seguimiento de sus contenidos

Internet está repleto de datos y contenidos en multitud de formatos que luchan a cada segundo por captar la atención de los usuarios. Esto requiere que tengamos que tener de nuestro lado las mejores herramientas para amplificar nuestra estrategia consiguiendo la máxima repercusión posible además de apostar por la precisa monitorización.

Estas herramientas le ofrecerán una valiosa fuente de datos pero nunca podrán decirle cuáles son las más importantes y cuáles no ya que esto depende de factores en ocasiones demasiado subjetivos que sólo el ser humano tiene capacidad para manejar.

A modo de resumen podemos alabar sin temor lo valiosas que se presentan las máquinas y nuevas tecnologías para el desarrollo de nuestro trabajo. Decimos sin temor porque estas herramientas se encuentran en el límite de la inutilidad sin seres humanos que sepan sacarles el mayor de los rendimientos.

No olvide que cada marca tiene su propio equipo humano responsable de determinar qué herramientas utiliza y de qué manera lo hace.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir