34 razones por las que su marca saca suspenso en marketing de contenidos

failureEl marketing de contenidos está tan de moda que no se despega de los labios de los "marketeros". Sin embargo, las modas hay que saber llevarlas. De lo contrario, no sólo hacen hacen un flaco favor a nuestro "look" sino que vacían también innecesariamente nuestros bolsillos.

Pese a estar pertrechadas en ocasiones por presupuestos millonarios, hay campañas de marketing que terminan dándose auténticos batacazos. Pero, ¿qué se esconde detrás del fracaso en el universo del marketing de contenidos? La publicación especializada en relaciones públicas y marketing online PR Daily aporta a continuación algunas claves:

1. El contenido está diseñado sin tener en consideración el público objetivo al que se dirige.

2. Alguien subestima los recursos necesarios para crear el contenido.

3. Nadie se molesta en pensar en la arquitectura de la campaña de marketing de contenidos (cómo se va a crear, cómo se va a cultivar, cómo se va a diseminar, cómo se va a medir y cómo se va a analizar).

4. El contenido se genera sin tener en cuenta el proceso de compra que hay detrás.

5. No se crea suficiente contenido.

6. La campaña se lanza sin ninguna estrategia de monitorización bajo el brazo.

7. El público objetivo percibe la campaña como excesivamente promocional.

8. El contenido adolece de originalidad.

9. Los creadores del contenido no conocen ni entienden al público objetivo.

10. El contenido se produce teniendo en cuenta única y exclusivamente una fase del proceso de compra.

11. La diseminación del contenido tiene lugar en el momento equivocado.

12. La campaña no se comparte adecuadamente o es difícil de compartir.

13. El contenido pasa de una plataforma a otra sin hacer los ajustes necesarios.

14. El contenido no incluye llamadas a la acción lo suficientemente atractivas.

15. No hay una estrategia de palabras claves detrás.

16. Las “landing pages” no responden adecuadamente a las preguntas del público objetivo.

17. La generación de leads y el coste de adquisición del cliente son variables no incluidas en la campaña.

18. La voz del contenido, la voz del consumidor y la voz de la organización no están armonizadas.

19. Los tests A/B se ignoran por completo.

20. Los datos y las conversaciones pasan a un segundo plano.

21. El “arte” que hay detrás del contenido tiene más peso en la campaña que el marketing propiamente dicho.

22. La campaña se rige por un calendario poco realista.

23. El afán por estar en todas las plataformas trunca el éxito de una campaña que hubiera podido funcionar en unos pocos canales.

24. Los directivos de la marca no apuestan de verdad por el marketing de contenidos, no creen en su eficacia.

25. El equipo de marketing de contenidos de la marca está obsesionado con la perfección y no es capaz de seguir hacia adelante.

26. Personas sin experiencia y sin talento componen el equipo de marketing de contenidos de la marca.

27. La marca se las ingenia para crear contenido de calidad, pero no tiene detrás una audiencia suficientemente amplia y se niega asimismo a invertir dinero en aumentar el eco de dicho contenido.

28. El contenido resulta ofensivo para parte del público objetivo.

29. El contenido es un plagio.

30. No hay unos objetivos claros detrás de la campaña.

31. La campaña se hace con demasiadas prisas.

32. Nadie se preocupa de hacer ajustes en la campaña en base a los datos inicialmente recopilados.

33. El contenido producido no educa ni fascina ni divierte ni ayuda al público objetivo.

34. Nadie optimiza el contenido teniendo en cuenta los motores de búsqueda.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir