5 lecciones de Netflix para ser el más bello del reino (del content marketing)

netflixNetflix no hace quizás content marketing en el estricto sentido de la palabra, pero las marcas tienen muchísimo que aprender del célebre servicio de vídeo en streaming para dar fuelle a sus estrategias de contenidos.

Al fin y al cabo, lo que ha catapultado al éxito a Netflix, el que se las ha ingeniado para embelesar a millones de consumidores en todos los rincones del planeta, no es otra cosa que el contenido.

De Netflix y su excelentemente engrasada maquinaria de contenidos, las marcas pueden aprender las lecciones que desmenuza a continuación Online Marketing:

1. El “curated content” es sólo el principio
Netflix debutó en el mercado de la mano del “curated content”. Al principio, y huérfana de contenidos propios, la empresa estadounidense comenzó alquilando DVDs. Después su servicio de alquiler de DVDs se metamorfosearía en el servicio de vídeo en streaming que es en la actualidad, y una vez convertido en un “player” asentado en este mercado, Netflix decidió en 2011 lanzarse a la piscina de los contenidos de producción propia.

2. Apueste por el contenido de máxima calidad
A la hora de alumbrar sus contenidos de producción propia, Netflix se cuelga casi siempre del brazo de los grandes de Hollywood. Es el caso, por ejemplo, de su serie House of Cards, capitaneada por el oscarizado Kevin Spacey. ¿La moraleja? Que para triunfar en el universo del marketing de contenidos es condición “sine qua non” ofrecer a la audiencia contenido de primerísima calidad y no pecar en ningún momento de cicatero.

3. Atrévase a romper las reglas
Las cadenas tradicionales de televisión utilizan el suspense y los denominados “cliffhangers” para enganchar al espectador. Netflix, en cambio, se vale de una estrategia totalmente distinta para encandilar a la audiencia. Estrena de golpe todos los capítulos de las distintas temporadas de sus series y fomenta de manera deliberada el “binge-watching”. Además, ofrece siempre un mes gratis de prueba a sus nuevos clientes para darles la oportunidad de “engancharse”. La estrategia de negocio de Netflix es rompedora en todos los sentidos y quizás precisamente por eso ha tenido tanto éxito. De manera similar, en el universo del marketing de contenidos hay que asumir ciertos riesgos para después poder cantar victoria.

4. Confíe en el poder de los datos y sáqueles todo su jugo
Pocas empresas hay que expriman tan bien el valor del Big Data como Netflix. La compañía norteamericana produce sus series y películas confiando casi exclusivamente en los datos. Netflix se toma la molestia de escudriñar con lupa los intereses, deseos y necesidades de sus clientes y da forma en base esos intereses, deseos y necesidades sus contenidos. El conocimiento del cliente es absolutamente clave para conquistar el éxito en el marketing de contenidos.

5. Vender adecuadamente el contenido es clave
Para vender sus contenidos Netflix apuesta muy fuerte por la todavía relativamente nueva publicidad nativa. En lugar de acechar a sus clientes potenciales con irritantes banners, Netflix apuesta por publicidad que, por su calidad, podría ser perfectamente contenido editorial. En el content marketing el cómo se vende el contenido lo es todo. Si no se vende bien, por muy bueno que éste sea, no conseguirá conectar con la audiencia.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir