6 lecciones de content marketing que debería aprender del éxito de Pixar "Inside Out"

inside-out 300Si todavía no ha visto el último éxito de Disney "Inside Out" debería hacerlo ya. Y es que, aunque la película de dibujos animados pueda parecer una historia dirigida a niños, lo cierto es que su mensaje va mucho más allá no solo consiguiendo mostrar importantes valores a los más pequeños sino recordando la importancia de los recuerdos a los mayores.

Pero además, se trata de un filme realmente interesante desde el punto de vista marketiniano pues, aparte de entretener, enseña algunas lecciones clave para aplicar en el marketing de contenidos.

1. En la vida no todo es felicidad
La película se centra en dos personajes que representan dos emociones de una niña, la felicidad y la tristeza. Una piensa que la pequeña solamente debería experimentar felicidad y la otra solamente tristeza. Tras una serie de acontecimientos, ambas terminan alejándose del centro de trabajo y deberán colaborar para conseguir la estabilidad emocional de Riley.

Esto se traduce en que, aunque la alegría es siempre una apuesta segura para las marcas, pues los consumidores quieren ser felices, también es necesario mostrar otras emociones que coexisten en el interior de las personas. Así, hay ocasiones en las que es necesario mostrar emociones como nostalgia o tristeza pues, es una manera de humanizar la marca y empatizar con el público.

2. Las sorpresas son bienvenidas
Antes de la proyección de la película, Pixar ofrece a los espectadores la visualización de un nuevo corto llamado “Lava” que presenta a un nuevo personaje llamado Bing Bong, y que siembra el misterio en el público.

Esta estrategia es perfectamente aplicable al entorno del marketing en el que las marcas pueden sorprender a sus consumidores para incrementar la fidelización y crear recuerdos agradables en el consumidor.

3. Haga uso de la imaginación
En la película se muestra al amigo imaginario de Riley y cómo solamente a través de la colaboración entre la alegría y la tristeza es capaz de hacer que se acuerde de él. La escena que muestra el sacrificio de Bing Bong para que la alegría pueda salir del contenedor de la memoria, es un claro ejemplo de lo que puede pasar si olvidamos hacer uso de la imaginación.

En ocasiones los marketeros se centran tanto en los aspectos técnicos que se olvidan de dejar volar la imaginación. Pero es necesario encontrar el equilibrio entre la creatividad y la técnica para crear un contenido coherente y atractivo que sea inolvidable para los consumidores.

4. Los cambios son necesarios para evolucionar
El cambio de vida de Riley, que se muda de ciudad con sus padres hace que sus islas de la personalidad se destruyan poco a poco. Pero esto da paso a la construcción de unas nuevas y mejoradas.

Los cambios constantes en las tendencias actuales hacen que los marketeros deban llevar a cabo tareas que van más allá de lo conocido. Deben experimentar con estos cambios para evolucionar como marketeros y también como personas.

5. Es imprescindible prestar atención
Cuando la madre de Riley se da cuenta de su malestar pide ayuda a su marido pero no obtiene una respuesta adecuada por su parte causando la ira de Riley y la de su madre.

Algo similar puede pasarle a los marketeros si no prestan atención a las tendencias de y las reacciones de la audiencia y es que, caen en el riesgo de desconectarse de los consumidores y provocar su enfado. Por ello, es importante hacer uso de los datos para mantenerse al día y saber qué es lo que funciona en la audiencia.

6. Cohesione el contenido
La película deja a los espectadores queriendo más. Por eso, Pixar incluye un corto en el DVD del filme en el que se muestra la primera cita de Riley y se centra en las emociones y sentimientos de sus padres, un punto de vista que no se desarrolla demasiado en Inside Out.

A la hora de diseñar la estrategia de content marketing, el final no debe ser el contenido en sí mismo sino que es importante que el contenido posterior sea una consolidación del anterior.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir