No crea una palabra de estos mitos del content marketing

7 mitos que le pesan como una losa al content marketing

Aleteando en torno al content marketing hay una serie de mitos que a fuerza de ser repetidos muchos han terminado equivocadamente por creer a pies juntillas.

content marketingLos mitos están inevitablemente entreverados en nuestro ADN. Todos hemos oído hablar de los unicornios, de los dragones y de otras criaturas legendarias que, aunque 100% ajenas al mundo real, echan profundísimas raíces en nuestra imaginación.

Con los mitos a nuestra vera nuestras vidas son definitivamente mucho menos aburridas. Sin embargo, cuando hablamos del content marketing, los mitos que esta disciplina tiene enredados en torno al pescuezo nos nublan más la vista que otra cosa.

A continuación, y de la mano del blog de Jeff Bullas, diseccionamos los mitos que más daño infligen al marketing de contenidos:

1. Basta con crear contenido de calidad para atraer a la audiencia

El content marketing se ha trocado en una suerte de sinónimo del denominado inbound marketing (aquel que genera tráfico y “leads” por sí mismo sin tomarse la molestia de acosar al consumidor).

Confundidos por el verdadero significado de estos dos conceptos, mucha gente cree que el contenido (a secas) es una especie de imán que atrae nuevas oportunidades de negocio.

Para que el contenido obre milagros (que efectivamente puede obrarlos) hay que promoverlo adecuadamente.

2. La creación de contenidos es más importante que el marketing

Este segundo mito es en realidad vástago del primero. Y pese a que muchos creen que basta alumbrar contenido de calidad para alcanzar la gloria, lo cierto es que se necesita muchísimo más.

En un universo, el digital, en el que el ruido, la velocidad y el volumen del contenido crecen de manera vertiginosa, el marketing es inevitablemente el 50% de la ecuación.

Y el denominado contenido viral no tiene, por cierto, nada de mágico. Y está más emparentado con la ciencia (con los datos puros y duros) que con otra cosa.

3. Toneladas de contenido “normal” son más que suficientes

El contenido cuya calidad es meramente “normal” y no va más allá fracasa estrepitosamente a la hora de inocular el virus de la confianza en la audiencia.

Para conectar apropiadamente con la audiencia (y forjar con ella lazos indisolubles) el contenido debe estar pulidísimo y salpimentado con una buena dosis de pasión.

4. El content marketing es amigo íntimo de los motores de búsqueda

Es cierto que el content marketing y el SEO son de alguna manera complementarios, pero escribir teniendo en mente única y exclusivamente al todopoderoso Google es un pecado mortal.

El marketing de contenidos debe escribir para los humanos y con el último objetivo de conectar con sus emociones más íntimas.

5. El content marketing verdaderamente bueno es ajeno a la tecnología

En las entrañas del marketing de contenidos se dan cita múltiples engranajes: imágenes, vídeos, posts en blogs, redes sociales, métricas, optimización y muchas más cosas. Y para que tales engranajes funcionen con fluidez la tecnología (que toma la forma de plataformas de automatización como HubSpot, Infusionsoft y Marketo) es un ingrediente esencial.

6. El marketing de contenidos consiste simple y únicamente en distribuir contenido de manera gratuita

Muchos de quienes se dedican profesionalmente al content marketing cometen el error de “regalar” sus contenidos y se olvidan de que deben pedir algo (no necesariamente dinero) a cambio de ellos.

El marketing de contenidos es en realidad como el universo de las citas y pivota en torno a 3 objetivos: atracción, seducción y compromiso (o lo que es lo mismo tráfico, engagement y conversión).

7. Aplicada al content marketing la automatización es sumamente pérfida

El contenido debe ser en primer lugar creado, a continuación publicado y finalmente ser liberado para desplegar las alas en la vasta galaxia digital.

Para cumplir satisfactoriamente sus múltiples objetivos (incrementar el “brand awareness”, cimentar la credibilidad y la confianza, impulsar el “link building” y engendrar liderazgo) el marketing de contenidos no sólo puede sino que debe apoyarse en la automatización. El terreno en el que se mueve, el mundo digital, tiene al fin y al cabo unas dimensiones dilatadísimas.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir