El content marketing es como un sándwich y se prepara con estos sabrosos ingredientes

El content marketing es como un sándwich y se prepara con estos sabrosos ingredientesPuede que a priori no lo parezca, pero el marketing de contenidos tiene muchísimo que ver con el arte (a menudo ninguneado) de preparar sándwiches.

Para crear contenidos absolutamente deliciosos, y dignos de ser devorados con fruición, se necesitan no sólo ingredientes deliciosos (y adecuados) sino también una disposición apropiada de tales ingredientes.

Si hacemos caso de la siguiente infografía de LinkedIn, estos son los ingredientes con los que se prepara el sándwich perfecto (desde el punto de vista del content marketing):

– El panecillo de la parte superior de este sándwich es necesariamente algún contenido visual dotado de suficiente imán para capturar la atención del espectador.

– La lechuga, el tomate y le queso, esos que nunca faltan en ningún sándwich, son los párrafos introductorios del contenido, esos que hacen salivar de puro placer al consumidor ante la perspectiva de aquello que se va a llevar a la boca.

– La mayonesa y la mostaza son las transiciones que dan cohesión al contenido y lo hacen digerible.

– La carne es aquello que hace que el consumidor, siempre hambriento de contenidos suculentos, regrese a por más. En el universo del marketing de contenidos la carne toma la forma de “insights”, datos sustanciosos y puntos de vista picantes.

– El panecillo emplazado en la parte inferior del sándwich es aquello que incita al consumidor a “engullir” más contenido. Y es a menudo algo tan sencillo como un CTA (call to action) que redirige al consumidor a otra pieza de contenido.

El content marketing es como un sándwich y se prepara con estos sabrosos ingredientes

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir