El mejor "desatascador" del content marketing es la creatividad

La creatividad, la clave para desatascar las taponadas "cañerías" del content marketing

El enorme éxito del content marketing ha dado lugar a una sobreabundancia de contenido. Y para combatir el "atasco" al que se enfrenta esta disciplina la creatividad es la única respuesta.

content marketingLa maquinaria del content marketing funciona a todo gas. Con tasas de crecimiento de dos dígitos a su vera, el marketing de contenidos se ha convertido en un "deporte" marketero de masas.

En todas partes emergen contenidos para tratar de dar respuesta a las incontables necesidades del consumidor (y moverle en el último término a la venta).

Cuando el content marketing salió del cascarón, utilizó las respuestas (infinitas) a modo de cimientos para apuntalar la atención del consumidor.

¿El problema? Que conscientes del poderío del content marketing, las marcas han alumbrado tantísimos contenidos (muy similares para colmo de males entre sí) que las “cañerías” de esta disciplina han terminado atascándose, aseguran Christoph Korittke y Christian Gast en un artículo para Horizont.

En YouTube, y a fin de responder a la pregunta (que quita el sueño a tantísimos padres primerizos) de cómo cambiar pañales, Dodot, Huggies y otras muchas marcas muestran idénticos vídeos (cuyo contenido es casi siempre intercambiable).

El enorme éxito del content marketing ha dado lugar a una sobreabundancia de contenido. Y ha procurado a quienes se desenvuelven profesionalmente en esta disciplina un quebradero de cabeza que atormentaba antaño única y exclusivamente a quienes se colgaban del brazo de la publicidad intrusiva: la lucha por la exigua atención del consumidor.

Abrumado por tan abundante cantidad de contenidos, el consumidor no brinda al content marketing tantísima atención como antes. ¿Cómo iba a hacerlo si es acosado por toneladas de contenidos prácticamente invariables entre sí? Enfrentado a semejante torrente de contenidos, ¿por cuál se decanta el consumidor? ¿A cuál premia con su parca (y preciadísima) atención?

El principal desafío que encara la comunicación en los tiempos que corren es la conquista de la atención, sea cual sea el objetivo (despertar la curiosidad del consumidor, contar una historia, o facilitar respuestas a preguntas).

Da también igual el formato que elijamos (anuncios pre-roll, publicidad televisiva, publicidad nativa o content marketing) para conquistar la atención del consumidor. Debemos asegurarnos de que nuestra oferta sea lo suficientemente buena para descollar entre la competencia.

Hay aun así un remedio (más allá del aumento del presupuesto de medios) que las marcas pueden utilizar para ganar (o intentarlo al menos) la batalla de la atención: la creatividad.

Según Harvard Business Review, la creatividad de un anuncio constituye el 49% del impacto de éste en las ventas. Y puede que esta cifra no sea 100% extrapolable al marketing de contenidos, pero es evidente que la creatividad es una ventaja competitiva de primer orden para lograr que el consumidor pose sus ojos en un contenido concreto (y no en otro).

Con la inestimable ayuda de la creatividad las cañerías del content marketing pueden plantar cara por fin al atasco que las corroe por dentro. Y sí, puede que el marketing de contenidos haya cambiado, pero para plantar cara a los cambios no es imperativo inocular el virus de la disrupción en plataformas y sistemas. Basta con enarbolar la bandera de la creatividad, concluyen Korittke y Gast.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir