El enemigo número uno de la personalización del contenido es el tiempo

A la hora de personalizar el contenido los marketeros se chocan contra el muro del tiempo

Una tercera parte de los marketeros coincide en señalar que el tiempo es la barrera número uno a la hora de personalizar el contenido emanado de las empresas.

personalizacionLa personalización del contenido es tan vital como compleja para quienes se desenvuelven profesionalmente en la arena del marketing y la publicidad. Según un reciente estudio de Adobe, más de la mitad de los marketeros (59%), los anunciantes (52%) y los creativos (53%) coinciden en señalar que se les hace cuesta arriba la personalización del contenido. Y aunque las agencias se muestran en general más confiadas que las marcas en sus "superpoderes" a la hora de personalizar el contenido, menos de la mitad de los consultados en su informe por Adobe dice dominar (en mayor o menor medida) el arte de la personalización del "content".

Pero, ¿por qué es la personalización del contenido un hueso tan durísimo de roer para los marketeros? Básicamente por culpa del tiempo. Una tercera parte de los marketeros señala que el tiempo es la barrera número uno a la hora de personalizar el contenido emanado de las empresas. Y una quinta parte sitúa el tiempo como el segundo obstáculo más importante a la hora de personalizar el contenido.

En el hecho de que el tiempo sea el principal muro contra el que se estrellan los marketeros en su aproximación a la personalización del contenido influye otro dato: a cada pieza de contenido de formato corto los profesionales del marketing dedican una media de 17 horas (que se multiplican lógicamente cuando la personalización forma parte de la ecuación).

El contenido de formato largo roba lógicamente mucho más tiempo a los marketeros, que deben volcar una media de 27 horas en la creación de cada pieza de “long-form content”.

La personalización del contenido implica la creación de distintas variaciones de la misma pieza de content marketing. 9 de cada 10 marketeros se cuelga del brazo de tales variaciones. Unas variaciones que se utilizan fundamentalmente para llegar a targets diferentes (59%), pero también para hallar acomodo en distintos canales digitales (49%) y para dar una vuelta de tuerca a campañas implementadas con anterioridad (42%).

En términos generales los marketeros tardan una media de 12 días en comercializar una sola pieza de marketing de contenidos. 

Cuando deciden cabalgar a lomos del content marketing, los marketeros tienden a priorizar la calidad sobre la personalización y los costes derivados de la creación de contenidos, puesto que no están dispuestos a sacrificar el pedigrí del “content” en beneficio de la velocidad y la cantidad.

Aun así, y pese que el celo que los marketeros ponen en la protección de la calidad el contenido es sumamente loable, los costes son para ellos un auténtico quebradero de cabeza. La mitad de los marketeros sitúa, no en vano, los costes en el Top 3 de barreras que se interponen entre las marcas y la personalización del “content”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir