líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Humanos vs máquinas: cuando los algoritmos son mejores "plumillas" que los marketeros

humanosEl content marketing tiene sorbido el seso a los «marketeros», que se dejan la piel alumbrando contenidos de calidad que (con un poco de suerte) hagan los ojos chiribitas al consumidor.

Sin embargo, ¿de qué sirve generar toneladas y toneladas de contenidos de excepcional calidad si tales contenidos no se traducen después en conversiones? De nada. Así lo cree al menos Persado, una empresa estadounidense que, con la inestimable ayuda de la inteligencia artificial, optimiza contenidos «marketeros» para clavar al consumidor el aguijón de las compras.

El denominado “contenido cognitivo” es la especialidad de Persado, que con apenas 3 años y medio de vida cuenta, además de con su sede central en Nueva York, con oficinas en Atenas, Londres, Roma, Toronto y Río de Janeiro.

Al amplio portfolio de clientes de Persado pertenecen, entre otras, grandes corporaciones como Microsoft, Staples y Verizon. Gracias a complejos algoritmos dotados de aprendizaje automático, procesamiento lingüístico de datos y lenguaje natural, Persado pone en manos de estas y otras empresas contenidos optimizados en base a las emociones del consumidor. ¿El objetivo? Incitar al consumidor a la compra.

“Las emociones tienen una influencia de más del 60% en las tasas de respuesta del consumidor a los contenidos de las marcas”, asegura Assaf Baciu, cofundador de Persado, en una entrevista concedida recientemente a OnlineMarketing.de.

“Nuestra plataforma trabaja sobre la base de 19 emociones básicas y está en posición de reconocer qué lenguaje emocional es más efectivo en un mensaje concreto”, señala Baciu.

“Echando mano de algoritmos evaluamos las respuestas de los consumidores a millones de mensajes distintos. Y obtenemos así un profundo conocimiento sobre las palabras, las frases y las imágenes que son particularmente efectivas incitando al consumidor a la compra”, destaca.

Los algoritmos de Persado son políglotas y hablan actualmente 23 idiomas. Además, y dotados de una inteligencia (artificial) privilegiada, son capaces de introducir pequeños matices culturales y lingüísticos en los mensajes para conectar así mejor con las emociones del consumidor.

En vista de la apabullante creatividad de los algoritmos de Persado, ¿creen sus creadores que están en condiciones de reemplazar a la creatividad humana? No, “nuestro software no sustituye ni mucho menos a la creatividad humana. Simplemente ayuda a los anunciantes y también a las agencias a generar de manera más eficaz contenidos para conectar emocionalmente con los clientes y alentarles en último término a comprar”, afirma Baciu.

La creatividad humana está, por lo tanto, a salvo (por el momento).

 

6 tendencias que están cambiando el mundo como no imagina #NowConferenceAnteriorSigueinte7 vallas publicitarias interactivas que se quedarán pegadas como lapas a sus ojos

Noticias recomendadas