Los 7 hábitos de los "content marketers" que juegan y ganan (trabajando como hormigas)

contenidosEl marketing de contenidos, la disciplina que ha atravesado el corazón de los "marketeros" con centenares de flechas y que los tiene postrados a sus pies, obra auténticos milagros en las marcas, pero esos milagros se construyen sobre el pilar del trabajo duro.

Si quieren cruzar victoriosos la meta del éxito, los "content marketers" deben ser laboriosos, tener paciencia (más incluso que el Santo Job) y hacer suyos los hábitos que propone a continuación Inc.:

1. Conocer al consumidor al dedillo
Los productos y servicios son concebidos siempre con el consumidor el mente (y los contenidos, que son de alguna manera los “hijos” de esos productos y servicios, también). Los “content marketers” altamente efectivos tienen un conocimiento profundo (y casi íntimo) del consumidor y están permanentemente atentos a sus deseos y necesidades. No se miran el ombligo y el contenido que alumbran tiene siempre la mirada puesta en el consumidor.

2. Poner el acento en la relaciones
Los “content marketers” deben tener siempre las orejas muy abiertas. ¿El objetivo? Escuchar atentamente al consumidor para ofrecerle consejo y asistencia a través de sus contenidos. De todos modos, los “content marketers” (lo que son buenos de verdad) no construyen relaciones con el consumidor única y exclusivamente de manera reactiva sino también de forma proactiva. De vez en cuando se toman la molestia de identificar a “influencers” y de cortejarles con contenido de calidad.

3. Ser ellos mismos
La clave para conectar con el consumidor utilizando el contenido como puente es la autenticidad, la honestidad, la sinceridad y la emocionalidad. Los “content marketers” deben huir como de la peste de la artificiosidad.

4. Tener un plan
Para triunfar con el marketing de contenidos es necesario pertrecharse de un plan. Colgándose del brazo de un plan, los “content marketers” no sólo tienen muchas más probabilidades de conectar con el consumidor sino también de ahorrarse quebraderos de cabeza en el futuro. Los planes impiden además que el marketing de contenidos se quede huérfano de objetivos, que deben ser siempre claros y realistas (y no abstractos y amorfos).

5. Aprovisionarse de herramientas que simplifican su trabajo
Los “content marketers” felizmente casados con el éxito saben que ni el tiempo ni los recursos en sus manos son ilimitados. Y por eso no dudan en echar mano de herramientas para localizar posibles temas de interés para el consumidor y también para conectar con él en el lugar y en el momento oportuno.

6. Alumbrar contenidos con múltiples propósitos
En el content marketing el contenido puede adoptar múltiples formatos que deben adaptarse (uno por uno) a las características de las distintas plataformas a disposición de los “marketeros”. Los contenidos que salen del cascarón con la vista puesta en una plataforma concreta pueden ser reciclados después para su aterrizaje en otros canales.

7. Conocer el rostro del éxito
Los “content marketers” deben ser capaces de alinear sus planes con unos objetivos concretos (y también con las métricas adecuadas). No engendran contenidos y se quedan cruzados de brazos, sino que se preocupan de medir su eficacia para constatar si sus esfuerzos están o no mereciendo la pena.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir