Cómo usar los datos para contar la historia de su marca y no para aburrir a sus clientes

storyHoy en día, lanzar mensajes personalizados a los consumidores es todavía algo valorado en el marketing online. Sin embargo también tiene sus limitaciones ya que, con esta táctica la marca solamente persigue una compra inmediata pero no ofrece un valor añadido a sus clientes y así hacer que regresen o, mejor aún, que se queden.

La infinidad de posibilidades que ofrece el entorno digital debe ser aprovechada por las marcas para lanzar una secuencia de mensajes que cuenten la historia de la marca y que hagan que el consumidor se acerque cada vez más hasta lograr su interés y apoyo.

Es importante tener en cuenta al cliente tanto en la pre compra como en la post compra. El objetivo no es la venta única sino crear en el consumidor una fuerte conexión con la marca y que puede llegar a convertirse en el mejor vendedor de la misma.

Los consumidores están hartos de que les bombardeen con publicidad invasiva basada en el retarget incluso después de haber realizado la compra. Aquellas marcas que persigan a estos consumidores no deben acercarse a ellos como simples vendedores sino como un storyteller. Para llevar a cabo esto, se requiere algo más que los datos cookies de la web, se necesita analizar el historial de compra y los patrones de visita offline pudiendo identificar, así, aquellos compradores que puedan beneficiarse de las ofertas o de los mensajes reforzados.

Este tipo de marketing busca un consumidor de larga motivación y, por ello, los marketeros usan ya big data que analizan en largos períodos de tiempo, pudiendo así proveer una mejor experiencia de usuario. Centrando los esfuerzos a largo plazo es como se construye la fidelidad del cliente. Esto no quiere decir que el retargeting se haya quedado obsoleto pero es necesario ir un paso más allá y preguntarse qué se quiere conseguir y cómo utilizar los datos para alcanzar los objetivos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir