Quien comparte contenido (y hace clic) está nueve veces más predispuesto a comprar

shareEl marketing de contenidos se ha convertido en la mano derecha (y la izquierda) de los marketeros en los últimos tiempos. Y parece que con razón. Según un reciente estudio de la empresa especializada en data-driven marketing RadiumOne, los consumidores que se toman la molestia de compartir contenido y hacer clic en dicho contenido están nueve veces más predispuestos a comprar que quienes no hacen "share".

Para llevar a cabo su informe, RadiumOne rastreó más de 10,5 millones de “shares” a nivel global durante un periodo de 30 días y analizó los comportamientos asociados a tales “shares”.

El denominado “dark social” (visitas de procedencia desconocida) representa hoy por hoy el 75% de los “shares” que tienen lugar en la red de redes, y si bien las plataformas de tipo público (Facebook y Twitter, por ejemplo) ponen en manos de las marcas analíticas de muy fácil acceso, el informe de RadiumOne sugiere que el “dark social” tiene muchísima más trascendencia que estas dos redes sociales a la hora de generar conversiones.

No en vano, el 77% de los “sharers” que finalmente compran provienen del “dark social”, un porcentaje que desciende al 12% y al 4% respectivamente en Facebook y en Twitter.

Por parte, parece que cuanto más contenido comparte el consumidor (o cuanto más interactúa éste con él), con más facilidad se obra el milagro de la conversión. Razón de más para que las marcas se preocupen de incentivar adecuadamente a los compradores que tienen su origen en el “dark social”.

También son una auténtica de mina de oro para las marcas los “sharers” que comparten contenidos consigo mismos. De hecho, los “self-sharers” reportan un tasa de conversión 16 veces superior a la media.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir