Marketing

¿CÓMO ES MI LISTA?

Las empresas de servicios de listas conocen perfectamente sus colecciones de datos. Pero, ¿cómo se pueden describir de la mejor forma para que el cliente sepa si se adapta a sus necesidades y cómo utilizarla? Varios profesionales de listas de agencias neoyorquinas declaran a la publicación especializada DM News sus estrategias.

Acentuar que menos es más. La cantidad no es sinónimo de calidad en la mayoría de los casos, y esta afirmación también se puede aplicar al universo de las listas. Lo que quiere un cliente no es hacer un envío a miles de personas para obtener un 4% como índice de respuestas. Lo que quiere es una lista cortada a medida, que le permita dirigirse al público más adecuado para su oferta, y si además se puede dirigir de forma personalizada gracias a la riqueza de la información, mejor. “No se trata de un bombardeo extensivo sino de un bombardeo de precisión láser”, afirma John Slaney, director general de operaciones de Global Document Solutions, que provee soluciones integradas de comunicación corporativa. “No estás tirando al aire miles de octavillas para que un 4% se interese por ellas y responda”.

Proponer soluciones y medir los resultados. Los clientes no quieren simplemente una lista y luego tener que medir si los contactos han sido efectivos. Lo que quieren también es que se les informe de los resultados de la campaña y saber si los procesos se han desarrollado correctamente. O al menos eso afirma Chris Consorte, consejero delegado de la agencia Garden City, especializada en marketing integrado directo e interactivo: “Los clientes buscan que sus proveedores les den todo solucionado”.

Tratar de ser diferente. Si se ofrece al cliente un producto que le saque fuera de su zona de confort, en la mayoría de los casos probablemente se arriesgue. Para Chris Consorte, esta estrategia ha funcionado en el 70% de los casos.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir