Marketing

¿Debería ser ilegal la publicidad postal no deseada?

Los envíos indiscriminados de publicidad postal son motivo de "enfado" para muchos consumidores. Sin embargo, esta tradicional fórmula promocional podría tener los días contados, al menos en Alemania, donde un tribunal acaba de declarar ilegal la publicidad postal no deseada.

La publicidad postal enviada sin el consentimiento expreso del destinatario es un acoso intolerable y un ataque contra el derecho a la libertad de información. Así de contundente se muestra en su sentencia el tribunal de la ciudad alemana de Lüneburg.

La sentencia es el resultado de una querella presentada por el abogado Henning Grewe, residente en Lüneburg, contra la empresa alemana de correos Deutsche Post. Aun habiendo solicitado por escrito en varias ocasiones la suspensión del envío semanal de un boletín publicitario a su domicilio, éste seguía llegando cada semana puntualmente a su buzón.

“Quiero decidir por mí mismo qué publicidad quiero recibir y cuál no”, explica Grewe, que se negó a colgar de su buzón un cartel para evitar la recepción de todo tipo de publicidad postal. El juez del tribunal de Lüneberg le da la razón y dictamina que, en caso de que los envíos publicitarios no deseados volvieran a repetirse, el demandado podría enfrentarse a una multa de hasta 250.000 euros y a una pena de cárcel de hasta seis meses, informa Wiwo.

Esta polémica decisión judicial podría tener consecuencias para todo el mercado alemán de la publicidad postal. “Me alegro de que en el futuro los consumidores puedan recurrir a esta sentencia para hacer valer sus derechos”, subraya Grewe. No obstante, Deutsche Post, la empresa demandada, resta importancia a la sentencia y asegura que se trata de un “caso aislado”, en el ha tomado parte únicamente el tribunal de Lüneburg.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir