Marketing

¿Quién teme al neuromarketing?

¿Quién teme al neuromarketing?Muchas organizaciones de protección del consumidor tienen a montar en cólera con la sola mención del neuromarketing. Este concepto está ligado casi siempre a aparatos misteriosos que convierten al consumidor en un ser transparente y al que arrancan por la fuerza sus deseos más profundos para manipularlos.

Sin embargo, cualquier persona realmente familiarizada con el neuromarketing, sabe que el miedo del consumidor a esta disciplina es completamente infundado, asegura Hans-Georg Häusel en Warum Kunden kaufen.

Los resultados generados por técnicas como la electroencefalografía o la resonancia magnética son en general resultados en bruto y de carácter especulativo. Es cierto que generan imágenes del cerebro del consumidor, pero esas imágenes precisan de una interpretación que hoy por hoy no está exenta de error.

Cuando se analiza, por ejemplo, el núcleo accumbens del consumidor, la zona cerebral relacionada con el sistema de recompensas del ser humano, los resultados no son ni mucho menos concluyentes. Cuando el consumidor ve un producto que le gusta y que le gustaría comprar, su núcleo accumbens brilla, pero también brilla cuando contempla a una persona que ve como a una adversaria y con la cual quiere tener un enfrentamiento directo. Es decir, dos estímulos completamente distintos generan la misma actividad cerebral, de ahí la dificultad de los especialistas en neuromarketing para obtener resultados verdaderamente precisos en sus investigaciones. Leer la mente del consumidor mediante el neuromarketing no es díficil, sino simple y sencillamente imposible, concluye Häusel.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir