Marketing

Los marketeros no podrán evitar sentirse identificados con estos GIFs

20 divertidos GIFs en los que los marketeros se verán reflejados como un espejo

Los marketeros viven en una auténtica montaña rusa emocional, pasan de la risa al llanto prácticamente en cuestión de segundos y se verán probablemente reflejados en estos ocurrentes GIFs.

marketerosLa profesión de marketero (que nada tiene de fácil) somete a quienes tienen a bien elegirla a una auténtica montaña rusa de emociones. En ocasiones los marketeros sienten que están en la cima del mundo y tienen unas ganas desaforadas de gritar ¡eureka! a pleno pulmón. Y otras veces desearían que se les tragara la Tierra y esconder la cabeza varios metros sobre el suelo para ocultar el sonrojo (emanado de la humillación) a ojos de los demás.

Quienes se desenvuelven profesionalmente en la arena del marketing viven de momentos de inconmensurable alegría y también instantes de profunda aflicción. Y pasan de la algarabía más desbordante a la tristeza más inconsolable en cuestión de minutos (y segundos).

Si se dedica al marketing, estará más que acostumbrado a los abruptos picos emocionales a los que le supedita su profesión. Y verá probablemente reflejado en los divertidos GIFs que propone a continuación LinkedIn en Marketing Solutions Blog:

1. Cuando ha publicado un post del que se siente extraordinariamente orgulloso y quiere comprobar cuánta gente se ha tomado la molestia de compartirlo.

2. Cuando algún colega le comenta que utiliza la atribución “multi-touch” (y le va las mil maravillas).

3. Cuando un compañero del departamento de ventas le asegura que ha utilizado los contenidos alumbrados por el área de marketing en sus reuniones con clientes y clientes potenciales.

4. Cuando le encomiendan la creación de un eBook de 50 páginas, una infografía, una presentación en SlideShare, un “webcast” y un sinfín de tareas más en un plazo de apenas un mes.

5. Cuando se da cuenta de que ha olvidado incluir una llamada a la acción al final de un post.

6. Cuando alguien cita a gurús del marketing como Seth Godin, Ann Handley o Jay Baer (a quienes ama con desenfrenada pasión).

7. Cuando sus padres creen que su trabajo consiste en hacer “scroll” horas y horas en las redes sociales.

8. Cuando alguien cita a su empresa en un tuit no demasiado halagüeño y no puede evitar tomarse la mención como algo personal.

9. Cuando su rival ha conseguido abrirse paso en la primera página de resultados de Google.

10. Cuando comienza a generar contenido en formato vídeo para su compañía y de repente comienza a juzgar todas las películas con las que se topa con una mirada mucho más crítica (la de un auténtico experto en el séptimo arte).

11. Cuando el número de suscriptores de su blog aumenta día tras día.

12. Cuando un influencer de muchísimo relumbrón retuita uno de sus tuits.

13. Cuando la agencia con la que colabora toma su idea y la convierte en algo mucho mejor de lo que había pensado en un principio.

14. Cuando pone en marcha una sesión de “brainstorming” con sus colegas y el chaparrón de ideas es tan fuerte que acaba necesitando un paraguas para protegerse.

15. Cuando una gran idea que ha brotado de su brillantísima mente es pisoteada vilmente por los demás.

16. Cuando delega un proyecto en un colega y sabe a ciencia cierta que la persona a la que se lo ha encomendado hará un trabajo excelente.

17. Cuando no puede esperar a ponerse a trabajar porque sabe que su equipo va a “bordar” el nuevo proyecto que tiene entre manos.

18. Cuando sus pensamientos se vuelven de repente tan claros y concisos como los posts que publica en las redes sociales.

19. Cuando alguien le pregunta por cuál es su secreto para convertir el departamento de marketing en una constante fuente de ingresos (y no en un centro de costes).

20. Cuando consigue crear un post para un blog en menos de una hora y le sobra tiempo para aderezarlo con imágenes y con “backlinks” estratégicos (e incluso para prepararse un café).

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir