Marketing

Por qué el dinero no es sinónimo de dinero en el marketing

3 consejos para estirar como el chicle presupuestos de marketing pequeños pero matones

A menudo se piensa que las campañas de marketing acompañadas de muchos ceros son las únicas que triunfan, pero lo cierto es que el ingenio puede hacer morder el polvo al dinero en términos marketeros.

presupuestos de marketingLas campañas de marketing (las más ambiciosas al menos) implican a menudo tirar la casa por la ventana, un lujo que no está lamentablemente al alcance de todas las marcas.

Sin embargo, lo cierto es que el dinero (a mansalva) no es condición sine qua non para conquistar la cima del éxito con el marketing. Aprovisionadas de suficiente ingenio, las marcas más modestas pueden mirar de tú a tú a los anunciantes pertrechados de recursos financieros mucho más abundantes.

Y quien realiza esta afirmación no es una persona cualquiera. Es el mismísimo Richard Branson, que levantó de la nada el sello discográfico Virgin Records y a día de hoy capitanea un poderoso conglomerado empresarial integrado por 60 empresas.

En el blog de Virgin el bueno de Richard Branson disecciona las 3 claves para sacar el máximo partido a los presupuestos de marketing más austeros:

1. Apostar por la simplicidad del mensaje

Si nuestra marca está enfocada a la resolución de un problema que afecta a casi todo el mundo, esta tiene realmente muchas posibilidades de saborear las mieles del éxito.

A la hora de traducir en lenguaje marketero lo que nuestra marca hace por el consumidor no hay que añadir más complejidad a lo que ya de por sí es bastante sencillo. El objetivo es comunicar los principales valores asociados a la marca de la manera más simple posible.

Se trata de conocer lo que hace destacar entre la multitud a nuestra marca y comunicarlo de manera concisa y clara.

2. Hacer sonreír a la gente

Uno de los valores esenciales de Virgin, la empresa de Richard Branson, es la disrupción (la que trata de inocular en todas las industrias en las que opera), pero esa disrupción va acompañada siempre de una sonrisa.

Ya venda vacaciones o contratos para móviles, Virgin saca siempre a relucir la diversión que hay solapada a sus productos y servicios y esa diversión ocupa un lugar central en sus campañas de marketing. La apuesta por el entretenimiento ha procurado no pocos dividendo a Virgin. Al fin y al cabo, subraya Branson, la diversión es infecciosa.

Como ejemplo de lo extraordinariamente rentables que pueden llegar a ser las risas en el marketing Branson recuerda una campaña lanzada hace 15 años por la aerolínea Virgin Atlantic.

Con la campaña Virgin Atlantic quería promocionar el masaje gratuito con el que agasajaba a sus clientes "upper class" durante sus vuelos. Pero en lugar de colocar única y exclusivamente sobre los focos ese masaje, Virgin Atlantic quiso ir más allá y mofarse de la competencia: British Airways.

¿El resultado? Un sencillo anuncio acompañado del siguiente lema: "BA don't give a Shiatsu". Con tan simple y descarado mensaje Virgin Atlantic consiguió trasladar a la perfección la frescura y la vitalidad inherentes a su marca al tiempo que hacía hincapié en la soberbia calidad de sus servicios.

3. No hay que tener miedo de reírse de uno mismo

Cuando Branson debutó en la industria de las aerolíneas con Virgin Atlantic, su presupuesto era "enano" comparado con el de su gran rival a batir: British Airways.

Aun así, Branson no se dejó arredrar por la situación y decidió hacer caso de su mentor por aquel entonces, Freddie Laker, y reírse de sí mismo con el último objetivo de sobrevivir.

Branson hizo suyo el consejo de su amigo Freddie Laker y se colocó a sí mismo en el epicentro de su marca, otorgando así a Virgin Atlantic la personalidad que British Airways nunca tuvo.

Con tal de destacar entre la multitud Branson ha hecho de todo (desde batir récords del mundo a disfrazarse de la competencia) y su estrategia ha valido la pena después de todo. Gracias a las divertidas salidas de tono de su dueño, Virgin Atlantic ha acaparado no pocos titulares (casi todos buenos) en los últimos años.

Te recomendamos

Coronavirus

LiveMD

Outbrain

Podcast

FOA

Compartir