Marketing

3 tendencias de consumo que marcarán el 2019

3 demandas del consumidor que las marcas deben satisfacer este 2019

Seguridad, sostenibilidad y propósito. Así se puede resumir las tendencias que marcarán el comportamiento de los consumidores este 2019 y a las que deben responder las compañías.

consumoLa agitación política, económica y social que existe en todo el mundo incrementa la preocupación de los consumidores que vislumbran un futuro incierto y complejo, marcado por retos en numerosos terrenos como el ambiental o el tecnológico.

De ahí que la confianza de los ciudadanos en gobiernos y empresas siga de capa caída. Aunque en los últimos años han conseguido recuperar, en cierta manera, el favor de los consumidores, los agentes empresariales continúan en un limbo de indiferencia que no les beneficia en absoluto.

Por ello, este 2019 las compañías deben comenzar a darle la vuelta a los datos entendiendo los cambios en el comportamiento de unos consumidores cada vez más concienciados ante lo que ocurre a su alrededor y exigentes con el papel de las marcas en la sociedad.

Para marcar la hoja de ruta a seguir en este nuevo año, el experto en psicología de consumo, Paul Marsden, destaca, en Horizont, 3 tendencias que determinarán el comportamiento de los consumidores:

1. Bienestar digital

“En un mundo que hoy es más peligroso que nunca, los consumidores buscan cada vez más protección”, cuenta el experto. En este sentido, las marcas deben ofrecer productos y servicios que aporten, como valor añadido, esa seguridad que les aleje de entornos digitales hostiles.

Por ello, Mardsen vaticina que, en los próximos meses veremos un incremento de la popularidad de apps de meditación, salud o deporte en las que los usuarios encuentran esa deseada desconexión de la estresante rutina.

2. Consumo verde

A medida que el cambio climático se va haciendo evidente, también crece la preocupación y concienciación de los ciudadanos sobre el impacto que la huella individual y colectiva tiene en nuestro entorno.

La sostenibilidad está más en boga que nunca y, lejos de ser una moda, se ha establecido como un estilo de vida que no solo adoptan los consumidores, sino que les exigen a las compañías.

De ahí que en los últimos tiempos compañías como Lidl o Mercadona o Samsung hayan optado por poner en marcha iniciativas para reducir la producción de plástico, uno de los materiales más nocivos para el planeta.

3. Propósito antes que beneficio

La mentira tiene las patas cortas en un entorno digital en el que los usuarios vigilan cada uno de los pasos de las compañías. Por ello, el compromiso social que adquieren las marcas debe ser no tanto una estrategia de imagen, como un propósito, el núcleo central en torno al que giran el resto de acciones.

Los consumidores, especialmente los más jóvenes, tienden a confiar en las marcas que no solo persiguen un beneficio económico, sino que buscan ser parte activa de una sociedad a la que contribuir positivamente.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir