Marketing

3 ingredientes imprescindibles en toda compañía para no "quemar" el talento millennial

millennialsLos millennials conforman, hoy en día, un grupo que no se ha convertido en el objeto de deseo de los marketeros, sino también de los empleadores. Y es que, las características que presentan aportan un nuevo valor a las compañías en las que trabajan.

Su mentalidad abierta, flexibilidad, capacidad de adaptación al cambio y habilidades nativas digitales hacen que estos empleados sean la joya de la corona para cualquier empresa.

Sin embargo, retener este talento es una tarea más que complicada y es que, si las anteriores generaciones permanecían en su puesto de trabajo durante casi toda su vida, los millennials son tendentes a cambiar de manera radical de puesto si no se encuentran cómodos, valorados o si no pueden sacar todo su potencial en su trabajo.

Este es uno de los grandes retos para las compañías y así lo asegura Simon Hankin, chief executive de Exposure Digital, en Campaign.

"Son impacientes. Han crecido en un mundo en el que todo se encuentra en constante demanda por lo que, en seis o nueve meses tras ser contratados, pueden sentir que no causan el impacto que deberían", explica.

Todo esto, asegura, ha cambiado de manera radical la relación entre el talento joven y los empleadores.

"Es una relación de iguales, construida en el respeto y entendimiento mutuo en la que los jóvenes no solo se limitan a aprender sino que llegan con sus propios talentos y habilidades y los negocios y sus líderes han tardado mucho en adaptar sus modelos de trabajo a esta nueva realidad".

Así Hankin nos ofrece 3 elementos clave no solo para atraer el talento sino para retenerlo:

1. Propósito
Es necesario contar con un propósito, con un objetivo claro. No basta con querer ser el negocio número uno sino que debe ser algo tangible y alcanzable por todos los trabajadores. Solo así se conseguirá la implicación de todas las partes.

2. Aprendizaje
Los millennials llegan al mundo laboral no solo con un vasto conocimiento sino con una tremenda hambruna de aprendizaje. Los líderes deben alimentar estas ganas de aprender transmitiendo su conocimiento y experiencia e invertir en formación. Al mismo tiempo, tomarse el tiempo para aprender de sus habilidades les hará sentirse valorados.

3. Amistad
Es importante para los millennials trabajar en un ambiente agradable con compañeros con los que tengan sintonía y puedan establecer lazos de confianza y amistad. De esta manera se desarrolla un sentimiento de pertenencia a un grupo y al conjunto de la compañía.

Tampoco hay que olvidarse de la cuestión salarial, destaca Hankin, pues aunque un buen salario no es suficiente por sí mismo para retener el talento, sí es un buen incentivo para que la gente se sienta segura y feliz en su trabajo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir