Marketing

3 lecciones marketeras del estreno cinematográfico más rebelde: "Rogue One"

rogue-oneRogue One, la última entrega de Star Wars, aterriza hoy en los cines y lo hace, cómo no, en medio de una gran expectación. Los fans de La Guerra de las Galaxias se cuentan, al fin y al cabo, por millones en todos los rincones del planeta.

Aunque algunos críticos creen que lo nuevo de Star Wars no está lamentablemente a la altura de otras películas de la famosa saga cinematográfica, Rogue One se convertirá casi con toda seguridad en un auténtico “taquillazo”.

Ambientado en el periodo transcurrido entre el episodio III y IV de La Guerra de las Galaxias, el nuevo filme de Star Wars sigue las peripecias de un grupo de rebeldes que se embarcan en una misión de alto riesgo: robar los planos de la Estrella de la Muerte.

Aunque Rogue One parece a priori no tener nada que ver con el marketing, de la nueva película de Star Wars los marketeros pueden aprender unas cuentas lecciones, las que enumera a continuación Ragan.com:

1. La tecnología no lo es todo (lamentablemente)
Androides como R2-D2, C-3PO y BB-8 se han distinguido siempre como fieles servidores de la Alianza Rebelde en las películas de Star Wars. Aun así, y aunque serviciales (y adorables), las máquinas tienen ciertas limitaciones. Así queda patente en Rogue One, donde un robot imperial reprogramado y bautizado con el nombre de K-2SO se convierte en inseparable compañero de fatigas de los rebeldes que protagonizan el filme. Sin embargo, en el campo de batalla, donde tienen que vérselas con los temidos “stormtroopers”, los rebeldes pronto se dan cuenta de que K-2SO es en realidad más un enemigo que un amigo. De manera similar, en el marketing la tecnología es sólo tan buena como los humanos que están detrás y no basta por sí sólo para ganar la guerra.

2. Los ejércitos deberían estar integrados por combatientes apasionados
Jyn Erso, la heroína de Rogue One, recuerda en una ocasión a la Alianza Rebelde: “Tenemos esperanza. Las rebeliones se construyen sobre la base de la esperanza”. La esperanza y la pasión de las que son dueños los rebeldes de Rogue One son las que les incitan a seguir hacia adelante en una misión potencialmente mortal. En el marketing la pasión que caracteriza a la Alianza Rebelde es igualmente importante. Y esa pasión habita muy a menudo en los tan de moda (con razón) influencers. Para conectar con el cliente en la nueva era digital las marcas hacen bien en colgarse del brazo de influencers y de microinfluencers, de consumidores que creen de verdad, y con el corazón en la mano, en ellas. Arropadas por ejércitos de consumidores apasionados, las marcas lo tendrán más fácil para enfrentarse después a eventuales crisis.

3. No hay que perder de vista los objetivos
Los rebeldes, y también los fans de Star Wars, están acostumbrados a la tragedia que conlleva inevitablemente luchar contra el Lado Oscuro. Con todo, y pese a ser perseguidos constantemente por la sombra de los problemas y las dificultades, los rebeldes de Rogue One, como Jyn Erso a la cabeza, no se dejan distraer y no pierden jamás de vista el objetivo que les ha unido. En la larga travesía hacia el éxito los marketeros se topan también en el camino con muchísimos obstáculos, pero no deben permitir que tales obstáculos les distraigan de su misión.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir