Marketing

3 pasos a seguir a la hora de lanzar su portal de comercio electrónico

e-commerce-(1)[1]Hoy en día, con las cifras de venta online de comercios minoristas aumentando cada año, son muchos quienes deciden poner en marcha su propio portal de comercio electrónico. En 2014, las ventas del negocio minorista online crecieron 15,7% respecto al año anterior, mientras que el conjunto de ventas minoristas tan solo creció un 4,4 %. Estos datos ponen de manifiesto que cada vez más personas apuestan por la compra electrónica a través de su ordenador, su dispositivo móvil o tablet en lugar de dirigirse a una tienda, por lo que es probable que nos encontremos ante el mejor momento para lanzar un portal de comercio electrónico.

Aunque a primera vista pueda parecer que poner en marcha un sitio web de comercio electrónico es una ardua tarea, lo cierto es que no tiene por qué ser tan difícil. A continuación, les dejamos un serie de pasos necesarios y herramientas útiles para iniciar un proyecto de comercio electrónico.

Paso 1: Definir la industria y el producto. 

Para algunos, este es el paso más difícil del proceso y puede causar muchos dolores de cabeza. Elegir el producto adecuado para vender online es de vital importancia para determinar si un portal de comercio electrónico puede o no ser un éxito. Pero con millones de diferentes productos disponibles, ¿cómo saber cuáles vender? Aquí están algunas cosas que considerar al elegir una industria y producto:

– Precio
¿Cuánto cuesta el producto? Si es demasiado bajo, será difícil alcanzar un ROI positivo. Si es demasiado alto, hay una gran probabilidad de que los clientes vayan a querer hablar con alguien por teléfono o a través de un chat en tiempo real antes de la compra. Este apoyo adicional para el cliente requiere más tiempo y dinero, pero a la larga proporcionará más beneficios de lo que cuesta.

– Margen
Muchos de los productos que se venden online tienen un margen entre el 30 y el 35%. Sin embargo, esto puede variar drásticamente dependiendo de la industria. Por ejemplo, en la electrónica suele haber menores márgenes, mientras que los accesorios móviles pueden llegar hasta un 200% de margen. Antes de decidirse por un producto, asegúrese de conocer los márgenes. A menudo esto requiere que sea necesario contactar con el fabricante directamente o con el distribuidor (más sobre esto en el paso 2).

– Disponibilidad local
¿Está este producto disponible en su país? En términos generales, es más fácil impulsar las ventas online cuando se trata de un producto que no se puede comprar en tiendas locales, simplemente porque si no se puede conseguir de forma local, los consumidores acudirán a la búsqueda en la red para proceder con la compra.

– Aspectos del envío
¿Cuál es el tamaño y el peso del producto? Hay que tener en cuenta que los productos más grandes y más pesados tienden a tener altos costes de envío que pueden afectar negativamente a las ventas. La mayoría de los clientes no sólo quiere el envío gratis, sino que lo dan por hecho. Por esta razón, puede ser difícil vender un producto con una elevada tarifa de envío. Muchos minoristas online combaten esto incluyendo los gastos de envío en la etiqueta de precio y aumentando el precio, pero ofreciendo así el “envío gratis”. Sin embargo, estos incrementos en los precios pueden disminuir las ventas. Así, mejor buscar productos más pequeños y que no requieren elevados costes de envío.

– Pasión
Este aspecto a menudo es pasado por alto, pero suele ser un fuerte indicador de éxito. Poner en marcha y hacer crecer un sitio de comercio electrónico por lo general viene con una serie de obstáculos y frustraciones. La pasión por su industria puede ser una gran fuente de motivación para sacar adelante los retos a los que se enfrente

Paso 2: Encontrar fabricantes con grandes productos

Ahora que usted ha identificado qué productos desea vender es el momento de averiguar quiénes son los fabricantes. Para ello, existen diferentes métodos de búsqueda de fabricantes que pueden ahorrarle un montón de tiempo:

Google Shopping: es un potente motor de búsqueda de los productos físicos que se venden en la red. También ofrece gran información sobre otros vendedores (ideal para evaluar el alcance de la competencia), pero es más importante saber quiénes son los proveedores.

– Directorios: hay muchos directorios online de proveedores que hacen que sea fácil encontrar fabricantes. Algunos directorios son mejores que otros, pero hay dos que merece la pena tener en cuenta: Worldwide Brands  (con miles de mayoristas y más de 10 millones de productos y una cuota de afiliación de 299 dólares) y Wholesale Central (gratis, con 1400 proveedores y más de 700.000 productos).

No todos los fabricantes van a querer trabajar con alguien que esté empezando, así que es recomendable empezar con los fabricantes y distribuidores que soliciten menos requisitos. Algunos de los mayores fabricantes pueden querer saber con quién se está trabajando, por lo que puede aprovechar las relaciones de los proveedores más pequeños para conseguir a los proveedores más grandes a bordo.

Paso 3: Configuración de la página web

Una vez que haya elegido los productos y encontrado unos pocos fabricantes con los que trabajar, lo siguiente es crear el sitio web y ponerlo en funcionamiento:

Elegir una plataforma de comercio electrónico
La plataforma de comercio electrónico gestiona todos los productos, categorías, proceso de pago y otros aspectos involucrados en una página web de comercio electrónico funcional. Hay docenas de plataformas de comercio electrónico disponibles, la mayoría de las cuales tienen relativamente las mismas funcionalidades y características.

Shopify (desde 14 dólares al mes) es una plataforma idónea que ha contribuido a que todo lo relacionado con la creación y la gestión de un sitio web de comercio electrónico sea lo más fácil posible. Ellos se encargan de todo, desde el alojamiento, la seguridad, hasta el procesamiento de tarjetas de crédito, lo que permite a los empresarios tener más tiempo en centrarse en la promoción de su sitio web. Sin embargo, las opciones son un poco limitadas cuando se trata de cambiar el funcionamiento del sitio web y su apariencia. Para combatir esto, Shopify tiene una amplia gama de plantillas de sitios web y aplicaciones, que aunque disponen de muchas extensiones gratuitas disponibles, otras suponen un incremente de la cuota mensual.

OpenCart es otra plataforma muy poderosa y fácil de usar con una larga lista de características, y además es gratuita. A diferencia de Shopify, esta es de código abierto, lo que significa que los webmasters tienen mayor capacidad para realizar cambios en el diseño o en la funcionalidad del sitio. Sin embargo, esto también significa que el sitio web de alojamiento y la seguridad tendrán que ser configuradas manualmente. OpenCart también tiene miles de extensiones pre-programadas que permiten a los usuarios personalizar fácilmente la página web sin necesidad de contratar un desarrollador. Muchas son gratuitas y otras tienen un cargo adicional.

En resumen: si desea comenzar por lo más rápido y fácil, elija Shopify. Sin embargo, si tiene conocimientos técnicos y prefiere tener más control sobre el aspecto y la funcionalidad de la página web, elija OpenCart. Sino, siempre se puede mover de una a otra plataforma de comercio electrónico si fuera necesario.

Nombre del dominio y hosting
Si utiliza Shopify o cualquier otra plataforma de comercio electrónico de alojamiento, puede que no tenga que preocuparse por este punto. Pero si elige OpenCart u otra plataforma de código abierto, siga leyendo. Cada sitio web necesita un nombre de dominio para su marca y un servidor para el hosting. Sin embargo, los sitios web de comercio electrónico también tienen lo que se llama un SSL (capa de conexión segura), que es un certificado para cifrar datos confidenciales, como números de tarjetas de crédito e información personal.

BlueHost es un empresa de alojamiento web muy popular y asequible que facilita los procesos de registro de los nombres de dominio, de certificados SSL y de alojamiento. Tienen un buen soporte al cliente que hace que sea una gran opción para los principiantes. También ofrece paneles de control de gran alcance y fáciles de usar que incluso permiten a los usuarios instalar OpenCart y otras plataformas de comercio electrónico, con un solo clic.

Logos y diseño web
El diseño de un sitio web y de la marca puede tener un enorme impacto en la frecuencia de compra de los visitantes. La contratación de un diseñador y tener un sitio web diseñado a medida puede tener un coste muy variado (entre 1.000 y 10.000 euros). Si usted desea reducir al mínimo los costes de lanzamiento hay algunas soluciones para asegurar un buen sitio web con buena apariencia sin que tenga que arruinarse:

– Comprar una plantilla de página web: los mercados online como ThemeForest ofrecen miles de diferentes plantillas (también conocidas como “temas”) para los sitios web. También OpenCart, Shopify y otras plataformas de comercio electrónico ofrecen temas específicos. Muchos de estos temas están muy bien diseñados, y por lo general, sólo cuestan entre 20 y 50 dólares, lo que supone una mínima parte de lo que costaría un diseñador. Lo mejor de todo, es que estos temas suelen incluir opciones de personalización que hacen que sea fácil personalizar el sitio web de la manera deseada.

– Obtener un logo barato: un logo es un elemento importante para cualquier marca y para el trabajo de marketing. Una vez más, la contratación de un diseñador gráfico profesional probablemente no sea la opción más barata. En su lugar, en 99designs y en 19DolarLogos encontramos propuestas de decenas de diseñadores. El primero de ellos destaca por su excelente calidad, especialmente cuando se proporcionan detalles sobre lo que se busca, aunque es bastante más caro. Por el contrario, el segundo de ellos es mucho más barato, pero sólo tiene unos pocos conceptos y revisiones y la calidad no es tan superior como la anterior, pero no deja de ser una buena solución para aquellos con un bajo presupuesto.

Ahora ya tiene todo lo que necesita para poner en marcha su propia web de comercio electrónico, solo necesita dedicación, perseverancia y poner en práctica todo lo aprendido sin dejar nunca de aprender.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir