Marketing

3 pecados marketeros imperdonables que le abrirán de par en par las puertas del infierno

3 pecados marketeros imperdonables que le abrirán de par en par las puertas del infiernoEl gran reto del marketing se centra, hoy en día, en marcar la diferencia.

La saturación de mensajes publicitarios y los cambiantes hábitos y comportamientos de los cada vez más exigentes consumidores obligan a las marcas a esforzarse por ofrecer la mejor creatividad, la que genere impacto en el público. De lo contrario, solo será un desperdicio de tiempo y dinero.

Por desgracia en el panorama publicitario actual hay lo que Bob Hoffman denomina como “publicidad invisible”, aquella que se presenta, suena y huele igual que el resto. No deja rastro alguno y aparece y desaparece en un segundo.

Es por ello que el Ad Contrarian nos ofrece 3 errores que cometen los marketeros y que les llevan inevitablemente por el camino de la invisibilidad:

1. Confundir la estrategia con la ejecución
Aquellos marketeros que invierten 6 meses en la estrategia y 3 semanas en la ejecución, los que piensan que por contar con una estrategia que ha sido testada en innumerables ocasiones su trabajo ha terminado. Y no, su trabajo solo acaba de comenzar, asegura.

El consumidor no ha visto jamás la estrategia o el briefing, todo lo que ve son los anuncios y si son una porquería, todo lo es.

2. Apostar por estrategias 360 grados
Este punto es lo que Hoffman denomina como “uno de los mayores y más absurdos clichés”.

En primer lugar porque, afirma, nadie puede permitirse una estrategia de medios 360 grados y en segundo lugar porque es contraproducente pues queriendo impactar en todas partes un poco no se impacta en nada.

Es mejor centrarse en hacerlo bien en un solo medio que a medias en 10 pues, al fin y al cabo, el objetivo de la estrategia de medios es encontrar la manera de crear el máximo impacto no el más superficial.

3. Creer en el “digital first”
Es “la manera más absurdo de tirar el dinero”. Algo similar a escoger la medicina antes siquiera de saber cuál es la enfermedad.

El medio debe servir a los objetivos pero, como siempre, cuando se trata de publicidad online, todas las normas de la lógica y la prudencia se suspenden.

Solo hay un aspecto crítico en la publicidad: no pasar desapercibido y para ello debemos crear buenos anuncios. Los marketeros cometen muchos pecados pero el más costoso de todos es malgastar el dinero en publicidad invisible.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir