Marketing

¿Es tan difícil llegar a la Generación Z?

4 estrategias para conquistar el corazón de la Generación Z

La Generación Z llega pisando fuerte y para quedarse. Pero, ¿cómo encontrar el equilibrio entre persuasión y autenticidad para conquistarlos?

Generación ZLa Generación Z ya está aquí y ha venido para quedarse. Las marcas ya están mirando de frente a esta nueva generación de jóvenes, nativos digitales, que son tan iguales como diferentes a sus predecesores. Pero esta generación, que ya supone el 26% de la población de Estados Unidos, se ha ganado la reputación de difícil de conquistar.

Para llegar hasta ellos, hay que comprender su comportamiento. El hecho de que sean nativos digitales influye de forma decisiva en su configuración como generación. Tienen un entendimiento intuitivo de las tecnologías digitales, por lo que es probable que las campañas más adecuadas para conquistarles sean las de influencer marketing y social media.

Ahora bien, hay un problema crucial. La mayoría de la publicidad está sesgada y ellos lo saben. Nadie va a comprar un pantalón simplemente porque en los anuncios se diga que son buenos. La solución es encontrar el equilibrio adecuado entre persuasión y autenticidad. Melanie Mohr, fundadora y CEO de Yeay, un portal de e-commerce dirigido a la Generación Z, además de fundadora y CEO de la compañía de blockchain Wom Token, explica cómo conseguirlo en Adweek.com.

1- Darles un lugar en la conversación

Hay que tener en cuenta que esta generación ha crecido en medio de la oleada terrorista, de la recesión económica y de situaciones políticas tan tensas como el Brexit. Ante todos estos sucesos, la Generación Z se siente mucho más reprimida que sus predecesoras.

Para llegar hasta ellos, hay que evitar hacerles sentir así. Son una generación que cree fuertemente en que se puede lograr cambiar positivamente la sociedad, por ello están especialmente interesados en participar en movimientos sociales. No quieren que una marca les diga lo que deben decir o pensar. Buscan relaciones de tú a tú, que se les escuche y no solo se les busque. Por ejemplo, el diseño de moda colaborativo encaja con esta generación como anillo al dedo.

2- Hacer que se vean reflejados

Siempre es muy importante conseguir que las audiencias se vean reflejadas en la compañía. Ante la diversidad de audiencias, para conseguirlo también se debe adoptar un enfoque diferente en función del dispositivo o de la plataforma.

El 54% de los jóvenes pertenecientes a la Generación Z afirma utilizar diferentes dispositivos al mismo tiempo (una media de 1,8), invirtiendo 10,6 horas diarias. Con tantas plataformas, el contenido al que se ven expuestos se multiplica. Para llegar hasta ellos hay que captar su atención por encima de todo este ruido. La autenticidad es crucial para conseguirlo, pero debe ser consistente sin importar el canal que se utilice.

3- Actuar como si (de verdad) estuviera en el 2018

La Generación Z busca marcas auténticas porque ellos mismos interactúan con el mundo con naturalidad. Tienen una mentalidad abierta y, como ya se ha mencionado, se preocupan mucho más por las cuestiones sociales.

La Generación Z quiere marcar la diferencia y apoya movimientos a favor de los derechos de las personas LGBTQ o a favor del fin de la discriminación racial. Se trata de una generación más abierta a la variedad de sexualidades, razas, culturas y religiones. Y se verán reflejados en aquellas marcas que compartan su visión de la sociedad.

El retrato estereotipado de una familia de clase media ya no sirve para estos jóvenes, porque para ellos ya no es "lo normal". El mensaje que mejor llega hasta ellos es tan simple como efectivo: "Podemos ayudarte a que seas tú sin acabar con tu espíritu libre e innovador".

4- Autenticidad, autenticidad y más autenticidad

Esta generación no quiere seguir tendencias, quiere que se respete su individualidad. Un ejemplo es Tiffany Zhong, que con tan solo 21 años ya posee su propio negocio (Zebra Intelligence) y enseña a las marcas cómo conectar con la Generación Z. Durante sus conferencias, la joven ha sabido hacer entender a las compañías cómo tratar con esta demografía.

Al estar siempre conectados, saben identificar rápidamente lo que les gusta, pero también crear cosas que les gusten.

Quizás esta generación no escuche tanto a las marcas como el resto, pero sí que se escuchan unos a otros. Para no perderles, hay que conseguir analizar lo que hacen, lo que piensan y lo que dicen. Compartir contenido más honesto y auténtico, más relevante, podrá conseguir tocarles el corazón.

 

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir