Marketing

Estos principios marketeros no pasarán jamás de moda

4 principios inmortales para hacer marketing eficaz de aquí a la eternidad

El marketing está perpetuamente a merced de los cambios, pero hay ciertos principios básicos que jamás de los jamases pasarán de moda en esta disciplina.

marketingLa verdadera constante del marketing es su espíritu eternamente cambiante. Incluso la tendencia que parece a priori más candente en el universo marketero se convierte de la noche a la mañana en reliquia.

Sin embargo, hay unos cuentos principios básicos que son inmunes a la veleidad del tiempo (y sus modas) y que continúan estando perfectamente vigentes en el marketing pese a cargar con una larguísima retahíla de años sobre sus espaldas.

Para plantar cara con garantías a los frenéticos cambios que acorralan por todos los flancos al marketing, los CMOs no deberían perder de vista jamás los principios eternos (y felizmente ajenos a la senectud) que propone a continuación Forbes:

1. Reduzca los mensajes de su marca a su verdadera (y sucinta) esencia

Cuando de las marcas se apodera la pasión (arrebolada) que les inspiran sus propios productos, es asombrosamente fácil escribir novelas sobre lo fantásticos que son tales productos. Desafortunadamente nadie va a tomarse la molestia de leer esas novelas, por lo que lo mejor es que los mensajes alumbrados por las marcas sean suficientemente concisos como para competir con garantías con los miles de mensajes que luchar por conquistar la atención de la audiencia.

Crear mensajes breves (en los que la USP o Proposición Única de Venta de la marca no debería superar nunca la barrera de las 25 palabras) no es quizás lo más divertido del mundo, pero en vista de la avalancha de contenidos que se cierne permanentemente sobre el consumidor, la simplicidad es una estrategia necesaria y ajena a los caprichos del tiempo.

Si una marca no puede explicar su producto de manera concisa y simple, lo tendrá probablemente muy complicado para venderlo.

2. La audiencia no es un monolito y no merece ser tratada como tal

Más allá de agasajar al consumidor con mensajes potentes y concisos es absolutamente vital que las marcas comprendan adecuadamente sus deseos y sus necesidades. ¿El problema? Que tales deseos y necesidades son tan multidimensionales como los consumidores donde unos y otras echan raíces.

Las marcas no pueden permitirse el lujo de tratar a su target como si fuera un grupo cohesivo y uniforme. Si tratan de conectar con todo el mundo, no conectarán en realidad con nadie. Y desafiar esta paradoja es el primer paso para entender (y en último término expandir) la audiencia.

3. Difunda mensajes teñidos de inspiración y positivismo

Las emociones positivas se imponen casi siempre con rotundidad a las negativas cuando lo que está en juego es inocular fidelidad en el cliente. El positivismo que deberían rezumar por todos los poros las marcas va, eso sí, mucho más allá de unas pocas frases felices (y probablemente vacías) para echar sus tentáculos en su identidad en su conjunto.

Cuando las marcas deciden colgarse del brazo de la inspiración y el positivismo, deben trasplantar esa inspiración y positivismo en todo lo que dicen (y también en todo lo que hacen).

4. Deje que los clientes vayan a usted (sin atosigarles)

Los días en que las marcas interrumpían constantemente al consumidor con el último objetivo de robarle su atención han pasado definitivamente a la historia. No se trata de perseguir al consumidor sino de lograr que éste se interese de manera natural (y no forzada) en los productos y los servicios de la marca.

El denominado inbound marketing, que no comete el imperdonable pecado de hostigar al consumidor, hace definitivamente mucho más digeribles los mensajes marketeros. Y lo consigue dejando de bombardear con mensajes (irrelevantes) a clientes que a todas luces no tienen interés alguno en tales mensajes (y tampoco en las marcas que hay parapetados detrás de ellos) y tratando de conectar con el target adecuado en el momento adecuado.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir